Jóvenes caqueteños construyen su futuro en el campo junto a ACPO

Acción Cultural Popular – ACPO en alianza con la Fundación Bolívar Davivienda – FBD, avanza en el  proyecto 'Mundo Joven: Historias de vida que construyen futuro' en los municipios Cartagena del Chairá, San Vicente del Caguán y Florencia.

0
380
ACPO

En el Caquetá viene avanzado el proyecto educativo: ‘Mundo Joven’, encaminado hacia la construcción de proyectos de vida de los jóvenes rurales, mediante el programa educativo de las Escuelas Digitales Campesinas, con las que se busca lograr un espacio de oportunidades para los jóvenes.

Y es que el territorio caqueteño ha sido azotado fuertemente por el conflicto armado, lo que creó, frente a la población joven una idealización de la ciudad, como espacio de posibilidades de realización personal y profesional, mientras que lo rural era visto como un espacio donde la vida no germina sino que se acaba.

Frente a este panorama, las Escuelas Digitales de Acción Cultural Popular, ACPO, buscan que los jóvenes rurales puedan vislumbrar oportunidades que les permitan un sentido y proyecto de vida en el campo, transformándolo en un territorio en donde puedan verse a futuro.

Es así como Acción Cultural Popular – ACPO en alianza con la Fundación Bolívar Davivienda – FBD, avanza en el  proyecto ‘Mundo Joven: Historias de vida que construyen futuro’ en los municipios Cartagena del Chairá, San Vicente del Caguán y Florencia. (Le puede interesar: Con semillas, jóvenes y niños aprenden sobre Valores Cívicos y Democráticos)

Se trata de brindar herramientas para la educación, la afectividad y el acompañamiento en la construcción del proyecto de vida. Una iniciativa con la que se beneficien más de 400 personas, entre jóvenes, docentes, familiares y cuidadores que viven en un contexto donde la falta de oportunidades educativas y de trabajo les ha impedido proyectar un futuro como sujetos de derechos.

Algo está cambiando

Aunque el campo sigue siendo un lugar en el cual se acentúan muchas desigualdades, algunos jóvenes están aprendiendo a resignificar su territorio a través de procesos educativos, que buscan potencializar sus habilidades y conocimientos para trabajar en pro de la ruralidad. (Le puede interesar: ACPO apoya la educación de los jóvenes de Nuquí, Chocó)

Gracias a iniciativas como las de ACPO, está empezando a convertirse para una parte de los jóvenes en un lugar en el que existe un sentido de vida, en el cual forjar una existencia llena de sueños con la esperanza de que algún día se materialicen. Permitirse, volver a las raíces, hace del campo, un lugar de posibilidades.

Por: Cindy Machado M. Facilitadora ACPO.
Editor: Mónica Lozano. Periosta – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here