Alarma: La violencia contra la mujer. Algunas reflexiones.

0
571

En nuestro país a diario aumentan los casos de violencia contra las mujeres, ampliamente se difunde en los distintos medios de comunicación casos en violencia física y psicológica. En ese sentido las reflexiones deben ir de cara al pensamiento tradicional que sobrevive en la sociedad actual, lo cual muestra la urgente necesidad de transformarlo. 

Por:  Nelson Enrique Molina Sánchez
Practicante Fundación Universitaria Juan de Castellanos

La violencia contra las mujeres alarma a las comunidades, a pesar del reconocimiento histórico, en el cual la sociedad construyó la figura de la mujer desde la pasividad, el modelo de familia pensado tradicionalmente de tipo patriarcal, ponía al hombre en el centro de la familia, por su papel de costear económicamente, lo cual desplazó a la mujer, como si fuera poco, a la figura débil, encargada de la crianza de los hijos y del hogar, como objeto del hombre.

uuuu

Las concepciones anteriores se ven transformadas desde un proceso que inicia en la segunda mitad del siglo XX, no solo por el ingreso de la mujer al mundo laboral, sino por la lucha social que generó en una denominada revolución femenina que integró grupos de mujeres consientes de la alarma suscitada por el pensamiento tradicional que minimizaba su papel en la sociedad.

En 1994, se expide una Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la mujer, considerando que Naciones Unidas prendieron la alarma por la vulneración de los derechos de las mujeres, proponiendo la erradicación mundial de la discriminación y el reconocimiento de la igualdad, la libertad, la justicia y la dignidad.

En Colombia, aun nos encontramos en un proceso de trasformación del pensamiento predominante machista que acompaño la vida social del país. La alarma crece por las secuelas psicológicas que ha generado los casos de violencia contra la mujer en las familias. De igual manera el peso de la tradición familiar-social, educativa, cultural, genera que muchas mujeres permitan se les vulneren sus derechos.

Otros casos de alarma social se relacionan con la discriminación a la que se ven sometidas las mujeres, como en el campo laboral, aun los salarios de las mujeres son inferiores a los de los hombres, teniendo igual o mejor formación o experiencia; el acoso al que se ven sometidas en medios de transporte y en otros espacios.

En ese sentido, alarma la falta de esfuerzos para que se logre vivenciar una sociedad democrática, donde todos se asuman en igualdad de derechos, por lo tanto, la posibilidad está en la generación de políticas equitativas, así como el papel de la educación como factor de transformación de pensamiento no sólo para las mujeres, sino para todos los que vivimos y convivimos en una sociedad que alarma por su manera tradicional de actuar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here