Altar, la mesa de los hijos de Dios

0
1189

Altar, ¿cuál es su significado y por qué es tan importante para los católicos?

 

conceptp-de-altar

Por Nicolás Galeano

 

Los signos, los gestos y los lugares son muy importantes dentro de las celebraciones litúrgicas; cada uno de estos elementos contiene y muestra un significado sagrado y especial para cada creyente, pero en especial para quien preside las celebraciones. Un espacio o lugar esencial para la celebración eucarística es, sin duda, el altar; es aquí donde se realiza el sacrificio de Cristo por toda la humanidad. Es por ello que el altar merece una veneración especial ya que es la mesa a la cual el Señor invita constantemente a sus hijos a recibirlo en la comunión.

Este sentido del altar puede compararse al de cualquier hogar donde hay un espacio y un lugar para compartir en familia los buenos y malos momentos, un espacio para reír, y disfrutar los pequeños y grandes placeres de la vida, los cuales se dan, sin duda alguna, en torno a una mesa. En la mesa, la familia pude verse reunida alrededor del alimento, fruto de su esfuerzo y trabajo; es un lugar también festivo donde se celebran grandes logros y acontecimientos familiares, como un grado, un matrimonio, un cumpleaños, un aniversario o una fecha importante, en fin varios momentos que permiten vivir la fraternidad y la unión entre los miembros de la familia.

De la misma manera, el Señor toma la iniciativa de reunir a sus hijos en torno a su mesa, al gran banquete que él constantemente prepara para recordar, en primer lugar, el sacrificio de su vida por la humanidad, y, en segundo lugar, para recordar, que como hermanos invitados a una gran cena nos llama a vivir la unidad y la fraternidad, olvidando así todo egoísmo y rivalidad que pueda haber entre sus hijos. Es en la mesa del Señor donde se celebra y se ofrece la vida, donde sus hijos son capaces de depositar en ella sus dificultades y proyectos, donde Dios provee no solamente el pan material sino espiritual para nutrir y afianzar cada vez más la vida de fe y hermandad de cada uno de sus hijos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here