Polución y minería afectan a comunidades de Soacha

0
419
Foto Reinaldo Aguirre
Foto Reinaldo Aguirre

“Es preocupante cuando uno empieza a hacer trabajo comunitario relacionado con la apropiación de la naturaleza y con el tema de humedales… cómo la gente no quiere asumirse, más allá de una responsabilidad, o de asumir un deber con la naturaleza” asegura Edgar Camilo Gonzáles, trabajador de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR)

Edgar Camilo Gonzáles es líder comunitario del municipio de Soacha hace más de 27 años y profesor de la Universidad Minuto de Dios en ese municipio. Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital  y actualmente se especializa en epistemologías del sur en la CLACSO.

Como trabajador en procesos de protección y conservación de ecosistemas de humedales por más de siete años, en entrevista para El Campesino.co nos ayuda a comprender la situación ambiental que vive Soacha y las razones y circunstancias sociales que limitan a sus habitantes  a apropiarse y participar en la recuperación de los espacios naturales del territorio.

Un problema es el silencio

El ambiente del municipio se llena de malos olores en ciertas horas del día, que hablan del grado de contaminación  en el que viven. Sin embargo, pareciera que eso no es problema para los habitantes de Soacha, dado que nadie de las comunidades dice nada. Por ello, para González, el silencio llega a ser cómplice de la situación vivida.

“La problemática ambiental en el municipio tiene relación con la minería a cielo abierto, con la explotación de la arena, con la polución y con la pérdida de los ecosistemas por el desarrollo urbanístico”. Le puede interesar: Más de 1500 personas conmemoraron la esperanza y solidaridad en jornada de “Almuerzatón”

Estrategias que se vienen implementando

Foto Reinaldo Aguirre

“Desde la Corporación y la Universidad hemos trabajado para hacer estrategias socio-ambientales, generar apropiación y sensibilización al lado de los humedales” manifiesta Gonzáles.

Estas estrategias comprenden la conformación de una mesa interinstitucional, red de amigos hacia los humedales, procesos de educación ambiental con los jóvenes por parte de la CAR. Donde ha sido clave la participación de la comunidad para fortalecer estos procesos.

Por su parte, el humedal Neuta es uno de los procesos de trabajo referentes en el municipio, porque se ha convertido en el punto relacional y de encuentro de las comunidades, haciendo procesos de sensibilización y generando apropiación.

En este lugar con la universidad Minuto de Dios Soacha durante 16 semanas ha estado trabajando en temas de responsabilidad social. Le puede interesar: Soacha y Sibaté le apostaron a la recolección de residuos Posconsumo

Además, se han hecho procesos de mantenimiento, talleres de sensibilización que ayuden a cada persona a aprender y comprender el lugar, por medio de esta comprensión se convierte en mano de obra empoderada que beneficia al cuidado y recuperación del humedal.

Autor: Reinaldo Aguirre Bernal, Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: Ana María Rizo Díaz- Periodista Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here