Aspectos positivos y negativos de consumir carne de cerdo, quienes definitivamente no pueden consumirla

Aspectos positivos y negativos de consumir carne de cerdo y quienes definitivamente no pueden consumirla.

Por Yaneth Díaz* 

La carne de cerdo es una de las más completas, tiene buenas cualidades nutricionales, es magra y muy rica en minerales y proteínas. Desde el punto de vista nutricional, la carne de cerdo es una de las más completas. La carne de cerdo tiene diversas maneras de cocción de las cuales las más destacadas son: el ahumado, al horno, al salazón, al jamón (quizás la más conocida), la paleta, el codillo y la panceta.

Aspectos positivos y negativos de consumir carne de cerdo, quienes definitivamente no pueden consumirla

En la carne de cerdo encontramos nitrosaminas y aminas heterocíclicas. Las nitrosaminas aparecen a partir del agregado de nitritos y nitratos para curar la carne. Por consiguiente, el jamón y demás embutidos contienen un nivel muy elevado de estas sustancias. Por otro lado, las aminas heterocíclicas se forman por la acción del calor durante el proceso de cocción.

Según los estudios epidemiológicos, el consumo diario o habitual de carne de cerdo y sus derivados está relacionado con una mayor incidencia a la aparición de diferentes tipos de cáncer, comparado a otras carnes. Entre los cánceres que provoca se destacan el cáncer cerebral, cáncer de colon, cáncer hepático y la incidencia de cáncer de páncreas por el consumo de carnes procesadas.

Existen situaciones y patologías donde la carne de cerdo y sus derivados no son recomendables para consumir: Presencia de gota y ácido úrico elevado; insuficiencia renal por su alto contenido proteico; trastornos hepáticos, puesto que favorece la cirrosis y sobrecarga el trabajo hepático; trastornos en la piel, dado su alto contenido en histamina, la que favorece la aparición de eccemas; hipertensión, por su contenido en tiramina y elevada cantidad de sodio (los subproductos); enfermedades coronarias y arteriosclerosis, por su alto contenido en grasa total y colesterol; enfermos oncológicos, ancianos y niños, por ser más sensibles a las infecciones por parásitos virus y bacterias.

Dado que la mayoría de las investigaciones científicas recientes la relacionan con enfermedades que van desde el cáncer, enfermedades hepáticas hasta diferentes infecciones y que esta carne supera en críticas a los demás tipos de carne desde el punto de vista sanitario; la conclusión es que simplemente debemos ser cautelosos y muy moderados al momento de consumir carne de cerdo y sus derivados. Extremar la higiene en el manejo y evitar los cortes grasos en la manera que sea posible para así gozar de su sabor y de buena salud.

*Coordinadora Escuelas Digitales Campesinas Cundinamarca.
Etiquetado con
  1. opino que hay que seguir consumiendo mucha carne de serdo ya que es uno de los alimentos mas completos y ricos a comer carne

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.