Avistamiento de ballenas en Buenaventura

0
898

Las ballenas, como obra de la creación de Dios, se apropian en esta temporada de las cálidas aguas del océano Pacífico.

Por: Jose David Castro

Cerca de un millar de ballenas yubarta o jorobadas convierten las cálidas aguas de bahía Málaga, en Buenaventura, en un espectáculo  donde llegan a parir a sus crías y a aparearse. Un espectáculo que produce admiración a propios y turistas que visitan estas aguas.

Este mar acogedor, de exóticos paisajes, recibe a las ballenas jorobadas que cada año llegan de la Antártida y la Patagonia chilena, desde donde viajan ocho mil kilómetros por dos meses, para pasar el verano en aguas colombianas, que ofrecen en promedio temperaturas de 28 grados centígrados.

Avistamiento de ballenas en Buenaventura

Entre cantos, piruetas y saltos las jorobadas comienzan entre julio y octubre el apareamiento, luego ellas viajan nuevamente al sur del continente, por otros dos meses y el año siguiente se repite el viaje, pero esta vez, para dar a luz.

Según datos de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), expresan que cuando un ballenato nace, mide en promedio cuatro metros de largo y pesa unos mil kilos, mientras que una ballena adulta puede medir hasta 18 metros de largo y pesar 40 toneladas.

Según un biólogo de esta entidad, las ballenas jorobadas viven cerca de 60 años y tienen crías cada dos o tres años. Y a diferencia de otros animales, tienen una sola cría en cada parto.

Para ver este majestuoso espectáculo, las autoridades ambientales y la Alcaldía de Buenaventura dieron apertura al  Festival de la Yubarta, un evento que se convirtió en la mejor excusa para atraer turistas y olvidar los estereotipos de violencia en el puerto de Buenaventura.

El biólogo de la CVC recomendó a los turistas abordar las lanchas en el muelle de Buenaventura que tienen un banderín de color, que indica que están certificadas y que pueden realizar una guía responsable de avistamiento.

Al abordar las lanchas, los pasajeros deben portar chalecos salvavidas y durante el recorrido deben evitar consumir bebidas embriagantes.

Para contemplar sus saltos y acrobacias, es necesario aproximarse mínimo a 200 metros de distancia, siempre ligeramente por detrás de la dirección en la que nadan, sin perturbarlas ni perseguirlas, sobre todo si van en compañía de sus crías.

Finalmente, se recomienda a los miles de turistas que espera recibir Buenaventura  hacer un adecuado manejo de los residuos y desechos que generan, depositándolos en los botes de basura y recogiendo sus residuos para que no queden en las playas o sean arrastrados por las olas del mar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here