Campesinos de Une, Cundinamarca se capacitan para producir lácteos

Este municipio tiene todo para volverse líder en la producción de lácteos. En  el grupo de formación hay personas del campo que tienen ganado y ellos son los que proveen la materia prima para el desarrollo de las clases.

0
237
Mery Dimaté, reportera rural

En el municipio de Une, Cundinamarca, ubicado al oriente Cundinamarqués, aproximadamente a una distancia de 1 hora y 45 minutos de la capital de la República, un grupo de 12 emprendedores buscan posicionar su municipio en la producción de queso, mantequilla, yogurt, arequipe, postres entre otros.

Fue por ese sueño que se le midieron a realizar el curso de derivados lácteos del Instituto Sena, en asociación con la Umata. Allí les enseñan las técnicas para el procesamiento de los lácteos y el manejo e higiene que se debe tener al manipular estos productos que son perecederos.

Se trata de un programa conocido como Sena Emprende Rural, que conoció las necesidades de la población referente a este tema y por ello empezaron a desarrollar estas escuelas de formación en procesamiento de derivados lácteos.

Mery Adelaida Dimaté Ardila. Reportera Rural.

“Uno de los objetivos principales es que el dinero que muchas veces se pierde en intermediarios quede en la misma región, para los campesinos, entonces  vemos que existen productos que no tiene ninguna transformación y hay otras personas que se encargan de intermediar  las  compras, en cambio si ese proceso lo lideraran los campesinos sin intermediarios se lograría que las ganancias fueran para ellos”,  explica José Alfonso Bustos, profesor del Sena.

Y es que este municipio tiene todo para volverse líder en la producción de lácteos. En  el grupo de formación hay personas del campo que tienen ganado y ellos son los que proveen la materia prima para el desarrollo de las clases.

Uno de los estudiantes, William Herrera, quien junto con su familia participa de esta capacitación, asegura que ha sido muy significativo hacer parte de este proceso de formación.

“Veo el interés del Municipio y del Sena por capacitarnos y en este proceso aprendo nuevos conocimientos para procesar los alimentos, en este caso la leche y luego comercializarlos y así tener una fuente de ingresos mejor”, expresa William.

Además, en la clase no solo enseñan sobre lácteos sino sobre reciclaje. De hecho, cada integrante elabora un pocillo o vaso con botellas plásticas y su respectiva cuchara y así es como pueden degustar los productos preparados en clase.

El curso dura aproximadamente un año, y luego los alumnos esperan emprender su camino para dar los frutos esperados.

Por: Mery Adelaida Dimaté Ardila. Reportera Rural.
Editor: Mónica Lozano – Periodista y Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here