Cebolla cabezona deshidratada, podría abaratar costos de transporte

Uno de los principales enemigos a la hora de comercializar la cebolla cabezona es su volumen, pues este incrementa los costos de transporte y afecta su apariencia cuando la cebolla sufre golpes a lo largo del proceso, una investigación de la Universidad Nacional, podría ayudar con este problema.
Tomado de Infoagro/Sara Agudelo
Andrés Camilo Panza Fuentes, Javier Martínez García y Joordan Alejandro Acevedo García, estudiantes de Ingeniería Agrícola de la Universidad Nacional sede Medellín, deshidrataron cebolla cabezona, obteniendo así un porcentaje de reducción de masa de entre el 14,6 % y el 75 %.
Cebolla cabezona deshidratada, podría abaratar costos de transporte
Los estudiantes utilizaron tubos de PVC a los que adaptaron ventiladores con exposiciones a diferentes tiempos en tres experimentos distintos, lo que les permitió alcanzar una reducción de masa del 14,6 %; también utilizaron el mismo método pero con la cebolla cortada en rodajas, alcanzado así una reducción del 75 % de la masa en 18 horas de exposición.
“Son resultados interesantes, pues en apenas 18 horas obtuve el 25 % de la masa de la cebolla. De hecho a las 16 horas se estabilizó la curva de deshidratación. Posteriormente, para rehidratar el producto agregué jarabe agridulce y en solo cuatro horas se pudo recuperar el 20 % de la masa”, explica Alejandro Acevedo García, uno de los investigadores.

Los investigadores y estudiantes de la Universidad Nacional, sede Medellín, analizaron si los procesos de deshidratación, podrían cambiar las principales características de sabor y propiedades nutricionales de la cebolla y encontraron resultados positivos.

“No se registraron mayores alteraciones en las características tras la rehidratación. En uno de los experimentos se redujo el óxido de tiopropionaldehido, que es la sustancia que causa irritación en los ojos al cortar las cebollas, pero de resto, no encontramos otras modificaciones diferentes a las de la forma que por supuesto nosotros cambiamos”, señala Acevedo García.

Los resultados de esta investigación, indican que existe un camino probable para reducir el costo del transporte de este producto, pues debido a su peso y volumen, la cebolla es una de las hortalizas más costosa en lo que a transporte se refiere.

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.