Colombianos hacen 14 horas diarias de oficio

0
646

DSHS

Una encuesta del Dane muestra además que las mujeres son las mayores encargadas del oficio en los hogares

Un análisis de la primera Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (Enut), aplicada en más de 43 mil hogares de zonas rurales y urbanas, concluyó que los hogares colombianos diariamente ocupan 13,52 horas al cuidado doméstico. Esto incluye la atención que se da a los niños y personas dependientes, y a los oficios del hogar como cocinar y limpiar.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) realizó esta encuesta para entender el uso del tiempo de la población y la distribución de este entre actividades remuneradas y no remuneradas. Las conclusiones sobre el estudio las sacó el magíster en Ciencias Económicas Carlos Duque García.

El análisis se hizo para buscar qué era lo que afectaba la cantidad de tiempo dedicada al oficio doméstico. Por esto, encontró que en hogares con más adultos se hacía menos oficio porque se repartían más las tareas o se podía asignar a una de las personas como encargado de tiempo completo.

También los hogares con niños pequeños requieren de más tiempo para dedicarlo a su cuidado. Cada niño menor de cinco años representa tres horas más al día de oficio. Por su parte, los hogares pobres también se dedican más a las tareas del hogar porque no pueden contratar ayuda externa.

Tal vez el descubrimiento más importante fue la desigualdad de género en el trabajo doméstico. Los resultados de la Enut muestran que las mujeres dedican el doble de tiempo al oficio que los hombres. Mientras que ellas en promedio realizan siete horas diarias de cuidado doméstico no remunerado, los hombres apenas alcanzan 2,9.

“Hay elementos culturales e institucionales que representan un gran reto para lograr la equidad entre los géneros, si se suma la cantidad de horas de trabajo remunerado y no remunerado. En la carga de trabajo total se evidencia que las mujeres trabajan mucho más que los hombres y, aunque esto no era el objetivo de la investigación, se muestra que ellas ganan mucho menos que los hombres”, comentó Duque.

Una desigualdad que se mantiene, sin importar los niveles de ingresos y educación. “Aun cuando la mujer se compara con hombres de igual edad, igual nivel educativo y que ambos estén trabajando, ellas siguen asumiendo una carga de trabajo no remunerado mucho mayor”, comentó el economista.

 *Realizado con información de la Agencia de noticias Unal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here