¿Cómo reducir a seis meses el tiempo de elaboración del compostaje?

Tras este descubrimiento de la Universidad Nacional, se espera que pueda ser implementado por pequeños productores como una alternativa de reciclaje.

0
293
Composta en Red

Investigadores de la Universidad Nacional, encontraron un modelo efectivo para desintegrar los desechos a través de microorganismos naturales. La mosca soldado en fase larvaria y la lombriz roja californiana, son los principales elementos para lograrlo.

El proyecto fue liderado por José Oviedo Fernández y Alexander García Pulido. Según la investigación, la alternativa de reciclaje parte de los componentes que posee el estiércol de las vacas, lo que permite la desintegración de los desechos en un mes.

“El compostaje constituye una práctica sostenible y se utiliza en todos los sistemas asociados con la agricultura climáticamente inteligente”, explica el investigador José Oviedo, de acuerdo con un artículo de Agencia Noticias UN.

Oportunidades para el campo y sus productos

Lo anterior quiere decir que este proyecto mejora la capacidad de retención de la humedad, reduce el riesgo de erosión, aporta nutrientes y enriquece los suelos. (Le puede interesar: Universidad Nacional descubre que la uchuva combate la diabetes)

Teniendo en cuenta que la mayoría de las zonas rurales no cuenta con asesorías técnicas, el proceso de compostaje resulta ser más largo. Con esta implementación, el investigador Oviedo asegura que la consolidación permitirá a los productores fomentar la sostenibilidad y sustentabilidad en los productos.

La principal fuente de energía de los microorganismos que participaron en la fermentación del abono orgánico son: el potasio, el calcio, el magnesio y el boro. Micronutrientes que restablecen el equilibrio microbiológico del suelo y mejoran sus condiciones.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el compost es viable económicamente para los campesinos, dado que ayuda a los productores a mejorar tanto el rendimiento de sus suelos como sus ingresos.

Por: Angelline Molina. Estudiante de Comunicación Social.
Editor: Mónica Lozano. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here