Comunidades indígenas recuperan la esperanza

Comunidades indígenas del Putumayo recuperan la esperanza

Por: Stephanie Moreno Torregrosa

Comunidades indígenas del Putumayo recuperan la esperanza de volver a sus territorios, luego de un trabajo conjunto entre la Organización Zonal Indígena del Putumayo, OZIP y  la Unidad de Restitución de Tierras (URT).

Las dos entidades adelantaron un proyecto en el cual se buscaba la caracterización de las afectaciones a los derechos territoriales de las comunidades indígenas “Tëntëyá” y “Selvas del Putumayo”, ubicadas en el municipio ubicado en el Sur del país.

La caracterización de afectaciones de las comunidades indígenas hace parte de la etapa administrativa del proceso de restitución de derechos territoriales, el cual se adelanta a favor de cada colectividad en pleno y bajo las disposiciones establecidas por la ley donde se busca garantizar atención, asistencia, reparación integral y restitución de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas víctimas del conflicto armado interno”, señaló un comunicado de la URT.

A su vez, agregaron que la entidad ha recibido 31 casos de comunidades indígenas afectadas por el conflicto en el departamento del Putumayo, por lo que han adelantado varios estudios preliminares, dentro de los cuales se inició con el proceso de las comunidades de “Téntëyá” y “Selvas del Putumayo”, entre otras, al considerar probados hechos violentos que redundaron en el abandono de los territorios de las dos comunidades indígenas.

Comunidades indígenas recuperan sus territorios

Comunidades indígenas recuperan sus territorios

El proceso de preparación de la caracterización de afectaciones de las comunidades indígenas que se finalizó con la firma de un Convenio de Asociación entre la URT y la Organización Zonal Indígena del Putumayo –OZIP, ha servido para adelantar la recolección, en campo, de la información que prueba la afectación territorial a las comunidades.

Según la URT, para determinar las afectaciones de las comunidades indígenas se elaboraron los informes de caracterización de afectaciones territoriales para cada una de las comunidades, base para la elaboración de las demandas.

“La comunidad “Tëntëyá” del pueblo Siona (Zio Bain) está conformada actualmente por 141 personas reunidas en 33 familias. Su territorio tiene una extensión de 93 hectáreas y se encuentra totalmente abandonado producto de hechos violentos relacionados directamente con el conflicto armado que se han extendido a lo largo de las dos últimas décadas”, puntualizó el comunicado de la URT.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.