Convivencia pacífica, con la disminución de conflictos personales para lograr la paz social

La convivencia pacífica y necesidad de aplicación de valores para el fortalecimiento de las relaciones interpersonales  en nuestro diario vivir y cómo superar algunos conflictos interpersonales.

Por: Victoria Rodríguez Mejía*

La convivencia pacífica en la sociedad es un elemento fundamental partiendo de la idea que el hombre es un ser sociable que permanentemente se desenvuelve entre sus pares, igual sabemos que cada individuo es único e irrepetible, por ende cada ser humano tiene su propia forma de ver la vida y su interiorización del mundo en que se desenvuelve. De ahí que sea muy fácil que en su vida cotidiana se pueda presentar algún conflicto interpersonal, que afecte nuestra convivencia pacífica, situación para la cual debemos tratar de estar preparados para comprender, entender y amoldarnos a otros perspectivas de vida.

Convivencia pacífica, con la disminución de conflictos personales para lograr la paz social

Ahora bien, es necesario tratar de hacer un análisis de qué entendemos por un conflicto interpersonal. Según el artículo de la revista-digital.verdadera-seduccion.com/conflictos-interpersonales (2010); tenemos que:  “Los conflictos interpersonales son aquellos conflictos que tenemos con otras personas por falta de sociabilidad, empatía o escasa inteligencia emocional. Los conflictos interpersonales suelen ser debidos a uno mismo y su falta de Inteligencia interpersonal”.

Partiendo de lo anterior creo, que la convivencia pacífica de nuestra sociedad se ve afectada  en algunos  casos por los conflicto interpersonales que algunas veces se da en nuestra vida, debido a las diferentes  formas y hábitos  de vida que llevemos pues algunas personas, que no tienen la posibilidad de compartir e interactuar con sus pares va a presentar una personalidad parca, cerrada. Es una persona tímida en sí mismo, tendrá conductas de  aislamiento del mundo en que se desenvuelve situación que le puede generar conflictos interpersonales, y afectar la convivencia pacífica en su entorno,  pues esa forma de vida propia que tienen les cuesta relacionarse abiertamente con los otros, aceptar fácilmente a otros,  a diferencia de una persona que a diario comparte con sus pares y que deba atender  público, muy seguramente es una persona más abierta, más sociable, una persona que genera empatía en sus relaciones interpersonales.

De ahí que personalmente me atrevo a pensar que desde nuestro  hogar, así como desde los primeros años de compartir en la escuela  son espacios que  debe preparar al hombre para la convivencia armónica e impulsar  la coexistencia integral, para preparar al ser humano a compartir  y aceptarse en una sociedad llena de diferencias por sus características sociales, ideológicas, religiosas, económicas y de poder.

Ahora bien, recordemos que cada ser humano tiene su propia concepción de su mundo, por ende donde exista un grupo de personas va existir una posibilidad de que se den conflictos, dadas las diferencias propias de los sujetos  como los valores, estatus, poder, recursos, cultura, y es el acuerdo o no entre ellos lo que incidirá en el crecimiento o deterioro de las relaciones interpersonales, y se alcance afectar la convivencia pacífica.

Por lo anterior, podemos entender que un conflicto interpersonal describe aquellos desacuerdo que ocurren cuando los individuos que  comparten un mismo contexto, ya sea  trabajando, estudiando o viviendo en el mismo lugar no logran ponerse de acuerdo o unirse para lograr un objetivo. Y todo esto se debe como ya se  enunció por aspectos de personalidad y diferencias en la experiencia vivida, de ahí que los conflictos interpersonales existen en todo ámbito donde haya personas relacionándose entre sí, por las diferencias de opinión, de intereses, de valores, de ideologías, cultura, incluso por niveles de educación, la forma de concebir el mundo,  pueden ser algunos de los factores que generan conflictos entre los individuos, que deteriora la convivencia pacífica.

Finalmente, podemos acotar que los conflictos interpersonales tienen que ver en la relación con otra u otras personas, como ya mencionamos puede darse en diferentes contextos en las relaciones familiares, laborales y/o sociales.  Igualmente no podemos desconocer que estos tienen  estrecha relación con los conflictos intrapersonales de cada uno, pues dependen de la capacidad para escuchar, la paciencia y la voluntad de conectarse con los pensamientos y emociones del otro, situaciones que pueden afectar  la forma de relacionarse con sus semejantes, pues de acuerdo a esto bien puede fortalecer o deterioraran los vínculos sociales y la convivencia pacífica.

Es así que llegamos a comprender que un conflicto es una situación en que dos o más individuos con intereses contrapuestos entran en confrontación, oposición con el objetivo de neutralizar, dañar o eliminar a la parte rival,  para lograr así la obtención de los objetivos que motivaron dicha confrontación que puede enlazar diferencias o discordias  tanto a los directamente envueltos, como a otras personas que estén muy cerca de estas.

*Practicante Universidad Juan de Castellanos
Referencia Bibliografía
revista-digital.verdadera-seduccion.com/conflictos-interpersonales (2010)
Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.