Cosecha de maíz en la alta guajira, desarrollo productivo anhelado por los Wayuu en medio del cambio climático

Los desafíos planteados a la Comunidad Wayuu por el cambio climático  en su desarrollo productivo y autoabastecimiento

Por: Erika Correa
Facilitadora Escuelas Digitales Campesinas en La Guajira – Financiador: INCODER

campo

El Departamento de La Guajira presenta niveles de temperatura extrema por sus condiciones naturales. Aun así la cosecha de maíz constituye una fuente de alimento esencial para las familias wayuu. Sin embargo, el cambio climático expone a amenazas hidrometeorológicas con mayor frecuencia e intensidad, eliminando la posibilidad de los cultivos y cosechas de maíz como alternativas de producción agrícola para las comunidades indígenas wayuu.

Los municipios de Uribía y Manaure, que componen la subregión de Alta Guajira, se caracterizan por su clima semiárido. La UNGRD ha identificado a las sequías como amenazas de categoría alta, y no han permitido obtener cosechas de maíz.

En los municipios de Uribía y Manaure la población se abastece de agua por medio de Jaweyes, que es agua lluvia almacenada, a la cual tienen acceso tanto las personas como los animales y/o molinos de agua. Constan de un pozo profundo que cuenta con un sistema manual para obtener el líquido. Sin embargo, estos sistemas no se encuentran a disposición de la dispersa población ni en las condiciones óptimas para soportar las duras sequías que han acabado con la tradición de la cosecha de maíz.

La falta de maíz y otros productos agrícolas tradicionalmente cultivados en tiempo de invierno ha modificado los hábitos alimenticios de las familias, generándose así modificaciones dentro de la estructura cultural de nuestra comunidad indígena wayuu.

En el marco de altas temperaturas, escasas lluvias y contadas fuentes de aprovisionamiento hídrico, hacen imposible la cosecha de maíz en la zona incluso como alternativa de subsistencia. La esperanza de que el clima se estabilice se mantiene cada año, luego de casi 4 años de extrema sequía.

 

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.