Cría del caimán de anteojos en Nuquí: un proyecto que muere por el cambio climático

Estudiantes de la institución educativa Ecoturística Litoral Pacífico y las EDC de Nuquí ven como su proyecto de conservación del caimán de anteojos muere por la falta 

Por: Miguel Ángel Arango Cifuentes
Facilitador de las Escuelas Digitales Campesinas de Nuquí

Desde el año 2012 los estudiantes de la institución educativa Ecoturística Litoral Pacífico están viendo como el cambio climático acaba con cultivos, peces y ahora con unos de nuestros más queridos animales salvajes: los caimanes de anteojos. Este proyecto se inició con el objetivo de rescatarlos. La idea era criarlos para regresarlos como animales salvajes a los manglares, donde el cambio climático los había extinguido.

ggg

El proyecto nació con cuatro caimanes rescatados por el profesor Segundo López, quien a su vez motivó a su comunidad estudiantil para comenzar todo un trabajo de rescate protección y liberación de estos animales salvajes, con el apoyo del Pbro. Harold Romaña y Comfachoco.

Estos caimanes son animales salvajes originarios de África. Pueden vivir hasta los 70 años. Hoy, lamentablemente, esto no será posible por el impacto del cambio climático.

¿Cómo salvarlos? Esa es la pregunta sin respuesta, por la falta de conocimiento y de apoyo a los estudiantes frente al tema. Son necesarias grandes sumas de dinero para apoyar el proyecto. La única alternativa parece ser el sacrificio de estos animales salvajes, pues es mejor, que dejarlos morir lentamente por causa del cambio climático.

Ahora la motivación para los estudiantes es realizar muy bien el curso de Adaptación al cambio climático con las EDC, para entender mejor sus causas y consecuencias, y diseñar así nuevas estrategias de adaptación para salvar estos valiosos animalitos.

 

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.