#Opinión: cuidemos la tierrita

El Día internacional de la Tierra se celebra el 22 de abril. Los medios de comunicación dedican parte de sus mensajes para informar de asuntos referentes al origen, el uso, la explotación y la protección de la Tierra.

0
102

La Tierra es mucho más que el terruño que tenemos, la tierrita donde nacimos o el suelo que pisamos. Es eso y mucho más; es la atmósfera, el aire que respiramos, las nubes, los mares, el agua, el suelo, el terreno donde cultivamos, las plantas. Como nos convertimos en polvo, también los animales y la gente son la Tierra.

Sobre estos y otros temas, muchas veces oímos conceptos y leemos consejos importantes pero no nos metemos en el asunto, pensamos que le compete a otros y no a nosotros. En ocasiones no encontramos la manera de aplicar ideas valiosas; creemos que somos incapaces de resolver ciertos problemas, nos quedan grandes las soluciones.

El planeta es de todos. Los seres humanos podemos y debemos usar la Tierra para vivir, sin dañarla; hay que conservarla y mejorarla, hay que conocer los recursos y emplearlos organizada y técnicamente para no perjudicar el entorno y no poner en aprietos a las generaciones siguientes. Le puede interesar: #Opinión el que manda, manda

A todos y a cada uno nos corresponde obrar responsablemente con respecto a la Tierra. Algunas cosas que ya sabemos, relativas a los componentes,  conviene practicarlas sensata y positivamente:

– La atmósfera: evitar humos y gases venenosos, humo del cigarrillo, spray, fumigaciones, gases o emanaciones de automotores y otras máquinas, incendios.

– Las nubes: proteger los páramos, tecnificar tala y siembra de árboles y bosques.

– El terreno: evitar erosión o cárcavas y derrumbes, aprovechar bien los desechos y basuras, construir terrazas, sembrar en curvas de nivel, controlar siembras.

– Las aguas: proteger quebradas, ríos, embalses, lagunas y mares; evitar contaminaciones, cuidar manantiales y acueductos, aprovechar aguas lluvias, evitar desperdicios en baños, inodoros, cocinas, controlar inundaciones.

– Los vegetales: tecnificar siembras, cultivos, bodegaje, transportes, conservación y preparación.

– Los animales: cuidar especies, lograr su multiplicación, sacrificio, transporte, conservación, almacenamiento y utilización.

– El subsuelo: procurar la extracción cuidadosa de minerales e hidrocarburos, aprovechar fuentes alternativas y sostenibles para la producción de energía.

Cada persona puede y debe hacer bien lo suyo y cumplir con acciones que ayuden a cuidar lo propio y lo ajeno. En cada casa, en cada barrio o vereda, en cada pueblo o ciudad debe haber individuos y organismos preocupados por el buen uso y cuidado de la Tierra.  Es responsabilidad de todos.

Por: Luis Salas. Equipo Editorial El Campesino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here