Santa Marta, entre la fe y la superstición

0
971

Santa Marta atrae a muchos fieles devotos a los templos donde se le venera, pero también oportunistas se aprovechan de su fama.

Santa Marta

 

Por Jhonnatan Ruiz Rodríguez

Santa Marta es un personaje de la Biblia especialmente del nuevo testamento, natural de Betania cerca de Jerusalén, hermana de Lázaro y María, quienes con gran cariño hospedaron a Jesús en su casa por lo menos en unas tres ocasiones.

En la Biblia es mencionada en los evangelios de Lucas y Juan, donde se puede ver una fiel discípula de Jesus, enamorada de su servicio. Es reconocida por la Iglesia católica como una verdadera santa, patrona de las cocineras, empleadas domésticas, amas de casa, hoteleros, casas de huéspedes, lavanderas, incluso patrona de los hogares, esto porque en la Biblia se puede ver en Santa Martha una mujer servicial, atenta y bondadosa

Para la iglesia católica santa Marta es una figura muy importante, pues se puede ver en ella a una mujer llena de fe, esperanza y caridad en un Jesus real, a quien se esforzó por servir de la mejor manera. Marta, al ver a su hermano Lázaro en un estado delicado de salud, decide buscar a quien era el único que le podía ayudar, y es así como esta mujer se apega a una fe en Jesus como su única ayuda. De la misma manera se reconoce como una mujer llena de tareas, las cuales realiza con alegría, entusiasmo y compromiso sin esperar nada a cambio, trasmitiendo delicadeza, alegría y generosidad. Esto le permitió ser testigo de la resurrección de Jesus.

Son muchos los devotos que han visto en la figura de Santa Martha una gran intercesora de toda clase de favores obtenidos por ella, esto lo podemos ver por la gran concentración de fieles de todas partes del país, que se reúnen los días martes para ofrecerle velas, velones de todos los tamaños, flores y  novenas en su nombre.

Pero estas grandes peregrinaciones se han malinterpretado por personas que dicen recibir toda clase de ayudas por medio de los baños, los aceites y aromas que se pueden conseguir en casas no católicas, con personas que dicen ser testigos de sus obras; ejemplo de esto es el caso del profesor Salomón, hombre dedicado a la lectura del tarot en radio y conocidos canales de televisión, quien por medio de riegos de esencias asegura atraer al ser amado y dar a los devotos de la santa buena suerte en los juegos de azar. En el templo del profesor Salomón se pueden conseguir medallas, aceites para la prosperidad y jabones que traen la suerte, entre otros. Estos actos supersticiosos motivan a los devotos a visitar al profesor, al ver supuestos milagros atribuidos a la intercesión de Santa Marta bautizada por muchos como la patrona de lo imposible.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here