Dos kilos de caracol africano fueron recolectados en un barrio de Dagua, Valle del Cauca.

El peligro que representa el caracol africano es debido a que su baba  puede albergar parásitos que generan complicaciones en el sistema nervioso y daño intestinal en los seres humanos.

Por: CVC.

Dos kilos de caracol africano fueron recolectados en el barrio El Llanito del municipio de Dagua, tras la intervención de funcionarios de la CVC e integrantes del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica – Gupae de la Policía Nacional, quienes se trasladaron hasta el lugar a sensibilizar a los afectados con todo lo relacionado con el manejo y disposición final de este molusco.

Foto: CVC

Foto: CVC

“La Corporación hace un llamado a toda la comunidad de este sector y aledaños que en el momento de encontrarse un caracol africano, no manipularlo sin los debidos implementos de seguridad tales como guantes de látex y tapabocas”, recomendó Samir Chavarro Salcedo, profesional de la CVC Regional Pacífico Este, quien agregó que “las lluvias presentadas en los últimas semanas en gran parte de la región del Valle del Cauca han permitido que este molusco vuelva a reaparecer”.

Es importante recordar que el caracol africano puede medir hasta 10 centímetros de largo y que ha sido considerado por expertos como una amenaza para la agricultura y la diversidad biológica, pues devora en corto tiempo  grandes extensiones de vegetación que constituye su principal alimento. Además de que este tipo de molusco sale siempre a primeras horas del día y después de las cinco de la tarde, buscando la humedad de la tierra.

La CVC y la Policía Ambiental desde el año 2011 realizan controles preventivos y exhaustivos con ese tipo de problemáticas y desde esa fecha se han recolectado más de 24.000 individuos en barrios como Ricaute, Remedios y  la Gran Colombia de la cabecera municipal de Dagua.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.