Editorial: liderazgo y ciudadanía rural

“Un buen líder lleva a las personas a donde quieren ir. Un gran líder las lleva a donde no necesariamente quieren ir, pero deben de estar”. Rosalynn Carter, ex Primera Dama de Estados Unidos.

Por: Kenny Lavacude

El líder puede definirse como la persona de un grupo humano o comunidad que ejerce una mayor influencia en los demás. Puede ser considerado jefe u orientador. El líder tiene la habilidad de convencer a otros para que realicen actividades y logren los objetivos definidos.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura – IICA desarrolló un concepto de liderazgo centrado en la capacidad de influir en forma positiva en los diferentes actores del medio rural, para lograr objetivos de beneficio común en cinco dimensiones:

  1. Liderazgo transformacional: se centra en la capacidad de transformación que tiene un líder, más que en sus características personales y las relaciones con sus seguidores. Se conoce a los líderes transformacionales por mover y cambiar las cosas comunicándolo a sus seguidores y teniendo en cuenta los valores e intereses de los miembros de la organización para comunicar una visión de futuro. En consecuencia, ellos están dispuestos a realizar un esfuerzo extraordinario para alcanzar las metas organizacionales.
  2. Liderazgo centrado en valores: se centra en los valores, los cuales deben ser identificados, evaluados y analizados para reconocer el estado de valores de las personas y las comunidades. Los valores son, en realidad, las rocas sobre las que se fundamentan los líderes.
  3. Liderazgo centrado en formar redes de colaboradores: se centra en la relación con otros participantes, como un proceso de interacción y comunicación permanente. Algunos de los avances tecnológicos más destacados de la sociedad actual son las redes de comunicación, en particular las TIC´S, que han pasado a ser algo cotidiano en nuestras vidas y por méritos propios se han convertido en algo más que un sistema de comunicación
  4. Liderazgo expresado como servicio a los demás: se centra en atender las necesidades de los demás, y surge como respuesta a la necesidad de no sólo alcanzar objetivos y metas sino aportar en el desarrollo del ser humano y sus comunidades.
  5. Liderazgo comunicacional: la comunicación no es simplemente un intercambio de palabras entre personas; es más bien un proceso complejo y dinámico que tiende a i) informar o informarse, ii) compartir ideas y visiones de futuro para conseguir metas comunes, y iii) establecer relaciones interpersonales. Se puede definir la comunicación como la interacción entre dos o más personas cuyo objetivo es compartir un significado.

En un proceso de formación de líderes rurales, es crucial atender a estas dimensiones si realmente queremos transformar el campo y construir una ciudadanía rural.

Fuente: Sánchez, C. y otros. Cualidades de los líderes en las zonas rurales de América Latina y el Caribe. (file:///C:/Users/klavacude/Downloads/rt-1355.pdf)
  1. Para ser líder rural es necesario ser polifacético y se requiere de muchas habilidades prácticas, para que su acción no se quede en teoría, sino que se generen proceso de transformación y cambio. Debe enseñar más por el ejemplo, ser molde modelo y ejemplo.

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.