Editorial: volvamos más el menos

másPor: Luis Alejandro Salas

Los que no somos matemáticos pero aprendimos algo de aritmética sabemos que existen los signos más y menos.

El signo más es una cruz y tiene un significado similar a lo positivo, es afirmación, lo que aumenta o acrece, es  suma. El signo menos es una rayita horizontal y significa negación, lo negativo,  lo que disminuye o aminora, es resta. Pues el modo de mirar la vida puede tener también estos dos signos. Podemos ver las cosas favorablemente o podemos ver sólo lo desfavorable.

Se habla de personas positivas cuando todo lo ven de manera amable o agradable y por el contrario de gente negativa cuando todo se juzga fastidioso o molesto.

El optimista es quien ve todo de la mejor manera. Optimo es sumamente bueno, es lo mejor de todo. El pesimista ve en todo lo peor. Pésimo es sumamente malo, que no puede ser peor.

Seguramente todos conocemos personas hurañas, malhumoradas, regañonas, que ven el existir del modo menos favorable; todo les parece malo, con nada están de acuerdo, juzgan mirando siempre las fallas, los errores, las equivocaciones. Dicen que van de guatemala en guatepeor. Algunos opinan que uno ve el mundo según el color de los anteojos que se pone, pues estos ven todo oscuro, todo negro. Siempre son criticones, para ellos todo es inútil, incorrecto, insano, inadecuado. Son generalmente detractores, maldicientes, denigrantes. Cuando critican, deshonran, infaman. Los negativos no aceptan lo que les ofrecen, rehúsan,  no conceden lo que se les pide, quedan insatisfechos de todo, rechazan, prohíben, vedan. Opinan que todo es incorrecto en este mundo. A todo le buscan el lado malo.

Critiquizar quiere decir criticar demasiado; poco usamos  esta palabra en nuestro medio, pero algunos hacen esto continua, constante y exageradamente. A todo le ponen peros. Palo porque bogas y palo porque no bogas.

Las exageraciones son viciosas. Cuando decimos que hay que ser positivos y optimistas no queremos decir que todo lo que se nos ocurra es bueno y debe hacerse ni que todo lo que sucede en este planeta es favorable y conveniente. Debemos tener un sentido crítico , hay que analizar y sopesar las cosas. No tenemos que aceptar todo lo que se nos presenta. Hay que ser moderados.

Tenemos que dejar el negativismo, tenemos que vivir con energía y optimismo, tenemos que ser alegres y  productivos. En nuestras vidas y en la vida de nuestro país y el mundo, tenemos que cambiar el menos por el más.

Cambiemos también las guerras, por la paz.

  1. Rosmira Heano Sarrazola 13 Julio, 2017, 8:35 am

    Gracias Dr. Salas, excelente artículo de reflexión y aporte a la paz personal, familiar y en la relación con los otros, nuestros congéneres.

    Responder
  2. Daniel Jaimes Mejia 13 Julio, 2017, 12:41 pm

    Interesante y valioso articulo Dr. Salas, hacia dias no tenía noticias de nuestro apreciado médico.

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.