Iniciativa “Ekomuro” obtiene nuevo reconocimiento en la ONU

Un muro construido con botellas plásticas recicladas, en las que se recolectan las aguas lluvias, compite ahora por el premio Young Champions of the Earth, de la ONU.

0
285
Ekomuro H2O

El proyecto “Ekomuro H2O+” es una de las iniciativas destacadas entre las mejores prácticas para mejorar las condiciones de vida, gracias a su enfoque participativo, innovador y de responsabilidad social y ambiental.

Esta iniciativa, seleccionada en 2015 por la Organización de Naciones Unidas Hábitat (ONU-Hábitat) como una de las 100 mejores prácticas del mundo, en esta ocasión es finalista –en representación de América Latina y el Caribe– del premio Young Champions of the Earth (Jóvenes Campeones de la Tierra), promovido por la misma Organización.

“Muy pocos proyectos llegan a esa instancia y por eso nos sentimos satisfechos del trabajo que hemos realizado y del mensaje que le estamos enviando al mundo de recuperar el agua lluvia para no gastar agua potable en ciertas actividades, además de reutilizar el material plástico, en este caso las botellas, para evitar que vaya a los océanos”, expresó el arquitecto de la U.N. Ricardo Alba, creador del proyecto en compañía de su familia.

¿Qué es “Ekomuro”?

Ricardo Enrique Alba, ingeniero ambiental de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas e hijo del arquitecto, fue nominado por la ONU entre los 35 jóvenes con potencial para generar un impacto ambiental positivo a partir del proyecto familiar. Ahora queda en manos del público elegir por votación a los siete ganadores de esta versión.

El Ekomuro consiste en el montaje de botellas plásticas PET grandes, reutilizadas e interconectadas para que el agua lluvia de los techos pase a través de canales con el fin de ser recolectada garantizando un llenado constante de los envases.

El piloto, desarrollado en la comuna 4 de Altos de Cazucá, al suroccidente de Bogotá, busca generar conciencia sobre la cultura del ahorro de agua y el aprovechamiento de los recursos naturales con la captación pluvial y la implementación de energías alternativas.

“Ahora estamos trabajando para fortalecer alianzas estratégicas con empresas y organizaciones como la Cruz Roja, que implementó el proyecto en una sede al sur de Bogotá, y en Santa Marta. Así mismo se han implementado estos sistemas en al menos 10 colegios distritales de la capital”, afirma el arquitecto.

El proyecto se consolidó gracias a recursos obtenidos por otros reconocimientos, entre ellos el premio “Eco Reto 2013”, de Pepsico y la OEA en Antigua Guatemala. Además han logrado distinciones internacionales como finalista de la Feria de la Ciencia de Google 2012, la nominación al premio “Sciencie in Action de Scientific American” y nominación al premio “El agua fuente de vida”, de ONU Agua 2014.

La experiencia ha servido para asesorar a la Universidad del Valle de Guatemala Campo Sur, que la incluyó en sus programas de apoyo a comunidades. Ha participado además en la “Copa Mundial Enactus”, en Pekín, junto con 39 países, en la cual obtuvo una Mención Honorifica de la Fundación Pavco, en su programa Juventud Protectora del Agua.

También fue incluido en el programa de Arquitectura Total y Sostenible para la vivienda de interés social rural, organizado por la U.N. y el Banco Agrario.

Por: Agencia de Noticias UN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here