Crece demanda por los maderables

2
4373

La teca esta llegando a latinoamerica, la demanda de maderas en el mundo esta en aumento y este árbol es capaz de cumplir con las expectativas,  esta madera es de buena calidad y muy util en diferentes  industrias. 

Por: Andrés A. Gómez Martín

La teca es una madera  fina, esto se debe a que sus plantaciones se encuentran siempre en zonas tropicales, lo que hace que la madera sea muy resistente a los cambios de temperatura. Las industrias navales,por ejemplo, usan madera de teca para construir los astilleros y algunas partes de los cascos de los barcos; la industria ferroviaria exige teca para emplearla en los durmientes de las vías que sostienen los rieles; la industria  de la construcción dispone de este tipo de madera en varios campos, uno de ellos en la instalación de pisos de madera.

aaa

En 37 países, según un estudio de la FAO, existen grandes cultivos de teca, la demanda de maderas alrededor del mundo es latente, en especial la industria del papel  pues requiere millones de toneladas de madera.

En Colombia las primeras semillas de teca las trajo una empresa petrolera: la Textas Petrolium Company, a mediados de la década de los cincuenta. Los primeras árboles se sembraron en el Magdalena Medio, exactamente en el municipio de Puerto Boyacá.

Actualmente el Gobierno Nacional tiene planes para el cultivo de teca, la semana pasada se anunció que para los próximos tres años se planean sembrar, por lo menos, cien mil hectáreas con árboles maderables. Esta iniciativa busca apoyar el posconflicto, dándole empleo a los campesinos de las regiones en donde se pongan en marcha estos cultivos.

La apuesta con estos cultivos es grande, Asia e India son los mayores productores y los precios internacionales son altos, teniendo en cuenta la calidad de la madera.

La teca que se produce en Colombia es de  alta calidad, así que se estima que los resultados pueden ser positivos.

2 Comentarios

  1. a madera de teca ha gozado de una excelente demanda durante siglos debido a la calidad del duramen. Muchas especies arbóreas de maderas duras tropicales también tienen muy buen mercado, pero con pocas excepciones como en el caso de la teca, ya que estas especies son difíciles de cultivar en plantaciones. Por maderas duras de alto valor se entiende aquellas maderas empleadas en usos de primera línea, como la construcción de barcos y terrazas, decoración de interiores, paneles, muebles de jardín y de interiores, y tallado. Las especies en esta categoría se conocen como maderas de lujo, maderas de ebanistería o maderas especiales.

    Entre las maderas duras de alto valor preferidas por los inversionistas y productores están las caobas (Meliaceae) que, sin embargo, sufren de serios ataques de insectos al tronco principal, lo que reduce la productividad del cultivo. Otras especies, como cocobolo (rosewood) (Dalbergia), no tienen las altas tasas de crecimiento de teca y caoba. Además, muchas especies se encuentran en entornos forestales altamente competitivos, con gran variedad de especies de diferentes edades. Algunas de ellas no son tolerantes a la sombra, por lo que crecen dentro de aperturas pequeñas en bosques maduros. Este tipo de especies no son apropiadas para plantaciones puras, ni crecen bien en ambientes abiertos cuando son jóvenes. Los intentos por cultivarlas en condiciones artificiales con frecuencia acaban en clorosis, debilitamiento y ataques de insectos, muchas veces con consecuencias fatales. Otra explicación para este problema es el desconocimiento de las características ecológicas más importantes de estas especies.

    Varias preguntas importantes surgen alrededor de la demanda actual y futura de teca. Primera: ¿Los 3 millones de m3 que actualmente llegan al mercado representan la demanda comercial total, o el mercado podría absorber un mayor volumen? En otras palabras, ¿existe una demanda latente insatisfecha? La percepción general es que el mercado podría absorber un volumen mayor de teca de calidad. En palabras de U Sein Maung Wint (1995) “ el mercado de la teca es muy grande, por lo que no habría problema para vender trozas y madera aserrada”. En todo caso, es muy poco probable que la teca pierda mercado: es más probable que el mercado pierda teca. Este tipo de comentarios sugieren que hay una demanda latente insatisfecha, aunque difícil de cuantificar.

    Hay una pregunta más relevante, desde el punto de vista de los inversionistas: ¿La demanda por teca continuará en los niveles actuales, aumentará o disminuirá? El futuro a largo plazo de la demanda por teca se entiende mejor en el contexto general de la oferta y demanda por maderas duras tropicales de calidad superior, entre las que la teca es el número uno. En términos generales, la teca satisface solo una pequeña parte de la demanda total por maderas duras tropicales de alto valor (unos 3 millones m3 de un total de 90 millones m3). La mayor parte de las maderas duras provienen de fuentes no sostenibles; entonces, para asegurar un futuro sostenible, deben ser sustituidas por maderas provenientes de fuentes alternativas o, como antes se dijo, el mundo tendrá que aceptar que las maderas duras tropicales ya no son más una opción de uso. La pregunta clave para la teca es: ¿Puede esta especie convertirse en sustituta de las maderas duras tropicales de alto valor y satisfacer al menos parte del déficit esperado (100 millones m3 para el 2050, suponiendo una producción de 36 millones m3/año en bosques naturales)?

    El déficit total estimado de maderas duras tropicales de calidad superior al 2050 será de 100 millones m3 (equivalente a un área de 10 millones a que produzcan 10 m3/ha/año). Pensamos que, en una fase inicial digamos, los primeros cinco años se pudiera establecer una parte (alrededor del 10% del macro-objetivo, o un millón de hectáreas) con plantaciones de teca principalmente. http://www.fucolgroupcapital.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here