El Día Mundial de la Salud en Colombia

El Día Mundial de la Salud en Colombia fue el motivo para que distintas organizaciones con influencia en el país se manifestaran al respecto.

Por Nathalia García Lesmes

El Día Mundial de la Salud en Colombia

Desde el Ministerio de Salud y Protección Social junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la sede la Organización de la Naciones Unidas en Colombia apoyaron la campaña: “Alimentos seguros del campo a la mesa”.

La cartera de Salud en el país reflexionó sobre la relevancia de la acción estatal en la ejecución de medidas para garantizar que los alimentos que se consumen no causen enfermedades a la población colombiana. Así, el Ministerio expreso en un comunicado que el lema de este año “destaca el enfoque multisectorial y de carácter preventivo que debe desarrollarse a lo largo de la cadena agroalimentaria (producción en el campo, fabricación, transporte, comercialización y consumo), por lo que se hacen muy importantes las labores del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima)”.

De acuerdo a ONU Colombia, 77 mil millones de dólares es el costo asociado a enfermedades causadas por alimentos contaminados en Estados Unidos y en muchos países de la Región de las Américas, las ETAS constituyen un problema serio para la salud, teniendo en cuenta que existen muchas zonas donde no hay agua potable y, en general, las condiciones de vida son difíciles.

Un informe del Instituto Nacional de Salud (INS) en Colombia evidencia que en el país se presentan 11.783 casos de ETA en promedio por año y, por tal razón, el Ministerio de Salud y Protección Social quiere promover la iniciativa sobre difundir principios básicos de un manejo seguro de los alimentos del Día Mundial de la Salud, el cual, por cierto, se celebra en conmemoración de la creación de la OMS en 1948.

Toda la población debe recordar lavarse las manos con frecuencia, proteger los productos y las áreas de la cocina de las plagas, usar herramientas de cocina distintas para alimentos crudos y cocinados, evitar dejar por más de dos horas a una temperatura ambiente alimentos que ya han sido cocinados o que son perecederos y seleccionar productos frescos en establecimientos de confianza son solo algunos hábitos diarios que ayudarán a prevenir las ETA.

No hay que olvidar que estas enfermedades producidas por alimentos no solo son perjudiciales para el bienestar de los individuos sino también reducen la productividad de la sociedad en términos económicos como resultado de la pérdida de confianza en el turismo seguro.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.