El sector azucarero en miras a la inversión energética

Sector azucarero tiene dentro de su planeación la inversión energética, a través de la producción de BioEtanol y la Cogeneración.

Por: Stephanie Moreno Torregrosa

Sector azucarero, es tenido en cuenta dentro del Plan Energético Nacional (PEN), con el fin de que las empresas azucareras del país, tengan en cuenta dentro de su planeación la inversión energética, tales como la producción de BioEtanol y la Cogeneración.

Según un comunicado de la Asociación Colombiana de Azucareros (Asocaña), actualmente el PEN es realizado por la Unidad de Planeación Minero Energética – UPME – y está estableciendo los lineamientos para la política energética del país de los próximos años, ya que está fijado hasta el año 2050, por lo que los productos de interés para el sector azucarero son el Bioetanol y la Cogeneración.

El BioEtanol ha sido la revolución en el tema de biocombustibles en los últimos años, ya que éste se fabrica a partir de la caña de azúcar, insumo del cual vive el sector azucarero del país y con el que podrían tener mayores ingresos si se dedican a la producción del mismo.

Es importante resaltar que pese a que el BioEtanol genera menores índices de contaminación, el sector automotor tiene una alta dependencia por combustibles líquidos derivados del petróleo, ya que el 95% es crudo como el  kerosene, gasolina y diésel.

Caña de Azúcar, ideal para la creación de biocombustibles

Caña de Azúcar, ideal para la creación de biocombustibles

“En ese sentido, el BioEtanol y los demás biocombustibles son una alternativa para reducir la dependencia, reducir la correlación de los precios y ayudar al medio ambiente. Sin embargo, el enfoque de política recomendado pareciera no ser el más alentador: el documento recomienda que haya una desregulación progresiva del sub sector de biocombustibles y se migre a un esquema de mercado”, señaló el comunicado de Asocaña.

Teniendo en cuenta la posición del sector azucarero frente al tema, están buscando que se haga una efectiva expansión de este producto hacía otras regiones del país, con el fin de mayor número de autos o empresas decidan utilizar el BioEtanol en sus vidas, hecho que será posible a partir de pruebas técnicas que garanticen la seguridad de quienes conducen un automotor.

Por su parte, del lado de la cogeneración, “en el PEN se reconoce la necesidad de instalar nuevas fuentes de generación que diversifiquen la canasta y se garantice un suministro confiable y sostenible. La Ley 1715 de 2014 se ve como el instrumento que potenciará la integración de fuentes no convencionales (FNCE), principalmente aquellas de carácter renovable, en el sistema energético nacional. Sin embargo, aún se notan muy tímidas las metas de inclusión, si se comparan con otros países”, puntualizó el comunicado de Asocaña.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.