El trabajo docente en la Alta Guajira

Escrito por: Laura Criado*

Durante esta semana de paro docente, el equipo técnico de ACPO ha estado visitando la zona rural de Riohacha, Manaure y Uribia para la implementación de las próximas Escuelas Digitales Campesinas (EDC) en cada uno de estos 3 municipios. Para ello, uno de nuestros aliados son los Centros e Instituciones Educativas, ya que en las 29 EDC restantes, los escolares están teniendo unos excelentes resultados como líderes del proyecto, encabezando el cambio en sus familias hacia la plena inclusión socioeconómica y digital.

El trabajo docente en la Alta Guajira

Hemos tenido la oportunidad de conversar con varios docentes y rectores de sedes rurales y aulas satélites, los cuales nos han manifestado diferentes inquietudes acerca de la situación de los docentes en las zonas rurales. Por unanimidad, coinciden en la necesidad de ofrecer capacitación y formación continua a los docentes, para poder mejorar su trabajo e implementar una educación de calidad. Muchos de ellos son bachilleres, ni normalistas, y son conscientes que mientras mantengan el destino en la zona rural en la Alta Guajira, no podrán mejorar sus capacidades debido a la ausencia de programas de formación docente.

Se fijan en los resultados PISA, y ven con anhelo el reconocimiento social y económico de los países situados en las primeras posiciones del informe de la OCDE. No entienden por qué nuestros dirigentes no se dan cuenta que para llegar a esa situación, el Estado debe mejorar el sistema de formación de los docentes y por ende las condiciones laborales, las cuales definen siguen siendo de un país subdesarrollado que no reconoce la importancia de la Educación para el desarrollo integral.

Por otro lado, añoran la implementación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Aunque el Gobierno adelante acciones para la inclusión digital de estas comunidades, la realidad es que hay muchos bachilleres, como el caso de Mayapo en Manaure, salen de once sin saber manejar Internet porque ni en la comunidad, ni en la Institución Educativa ha llegado la conectividad. Qué hablar entonces de los docentes, los cuales muchos de ellos no saben manejar el computador, no por falta de voluntad, sino por falta de oportunidad.

¡Gracias!

* Coordinadora de proyectos. Fundación ACPO

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.