#Opinión: El trato inmoral de un prepotente en el poder

"Es inaceptable, cruel e inhumana la manera como son tratadas y separadas familias enteras que buscan una vida digna", dice Bernardo Nieto Sotomayor.

0
372
El Txoro Matutino

Me resulta imposible aceptar las recientes situaciones arrogantes y discriminatorias de quien llegó al poder de los Estados Unidos vociferando exclusión, muros y rechazo a los migrantes. Es inaceptable, cruel e inhumana la manera como son tratadas y separadas familias enteras que buscan una vida digna en un país construido indudablemente por migrantes.

El Papa Francisco ha condenado estas prácticas como absolutamente inmorales. Todas ellas violan tratados internacionales de las Naciones Unidas sobre los refugiados, la mujer y los derechos del niño, el cuidado del medio ambiente, sólo por mencionar algunos. Por la prepotencia del mandatario y de quienes le obedecen, los Estados Unidos se han retirado de pactos que les comprometen a trabajar por un planeta en donde todos quepamos, limpio, solidario y con rostro humano.

Por contraste, como extranjero durante mis estudios en los Estados Unidos, junto con mi esposa y mi hijo pequeño, tuve a profesores norteamericanos que nos dieron su cariño, nos acogieron y compartieron momentos importantes de su vida con nosotros, nos integraron en sus costumbres  y nos mostraron los valores fundamentales de hermandad y solidaridad presentes, por ejemplo, en la celebración del día de Acción de Gracias y en la intimidad de la Navidad.

Me dieron trabajo para apoyarme en mis estudios. Recibí de ellos, no solamente sus conocimientos y experiencias profesionales, sino su espiritualidad, su fe y su sentido de humanidad. Vivo agradecido con ellos y todavía mantenemos contactos y amistad después de muchos años.

Los migrantes son desplazados de su patria y son seres humanos que sólo buscan vivir dignamente. Al igual que nuestros desplazados, necesitan trabajo, estudio, hogar, salud. En Colombia estamos llenos de desplazados internos y debemos recibir a quienes huyen de la dictadura. Seamos solidarios, mostremos que aquí tenemos grandeza y humanidad y que jamás levantaremos muros de ignominia y exclusión.

PorBernardo Nieto Sotomayor- Equipo Editorial El Campesino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here