El turismo rural para la vida campesina

1
1026

“El turismo no es bueno ni es malo, es según como se desarrolle y con qué objetivos lo implante. El gobierno colombiano está pensando reorganizar los usos del suelo en las zonas rurales, pero poco se ha escuchado de una planeación turística para el campo colombiano.

Por: Juan Sebastían Castellanos.
Ecólogo Universidad Javeriana.

Es erróneo implantar un turismo de sol y playa en un lugar del pacifico colombiano donde solo hay acantilados y llueve la mayor parte del año o llevar a un turista con niños y abuelos que quiere ir a la piscina, pero lo llevan a la montaña donde solo se puede caminar horas y horas.”

El ecoturismo  puede ser una herramienta para la superación de la pobreza en zonas rurales de Colombia.
El ecoturismo puede ser una herramienta para la superación de la pobreza en zonas rurales de Colombia.

El turismo es importante para la economía de municipios, departamentos e incluso países como Costa Rica e islas caribeñas. Colombia tiene muchos lugares turísticos (la Costa Caribe, algunos sectores del Pacifico Colombiano, la Amazonia colombiana y partes de la región Andina), y con el proceso de paz, muchos analistas e investigadores dicen que el turismo va aumentar en otras regiones de Colombia, donde el acceso era peligroso.

Las consecuencias del turismo para los campesinos pueden ser benéficas o malignas, dependiendo del tipo de turismo que se aplique (ecológico, comercial, cultural, deportivo, entre otras), cada uno trae diferente tipo de público, diferentes beneficios y por ende, diferentes recursos para la región.

Muchas poblaciones campesinas se han beneficiado o se han desplazado por el turismo, ya que la llegada de dinero genera otros intereses en las poblaciones campesinas, logrando cambiar la calidad de vida de las personas, transformar la dinámica de los ecosistemas e incluso generar modificaciones en sus tradiciones.

El campesino colombiano es agricultor, pescador, cazador, leñador, minero artesanal, y demás. Cada región tiene su forma peculiar de realizar estas actividades. Los problemas del campesino comienzan cuando la cosecha no es de buena calidad, al no encontrar animales, al agotarse la madera buena y/o la llegada de grupos armados y empresas que llegan a desplazar a los nativos por el oro, esto genera pobreza al no poder suplir las necesidades básicas que tiene su familia.

El turismo puede ser una alternativa opcional para suplir esas necesidades básicas, los corregimientos se pueden capacitar y organizar para crear un turismo apto a las condiciones que tienen en su territorio, sus bosques, ríos, cultivos, fiestas patronales, arquitectura, animales, es decir, es una opción de acercar al ciudadano con el campesino.

Este tipo de turismo se debe manejar con mucho cuidado, sabemos que el comportamiento de muchos turistas no son los adecuados, es por eso, que deben ir con condiciones claras de que el turista va a aprender del campesino, no a juzgar, ni manipular la vida campesina, sino a acercarse, a descubrir a Colombia en su cultura, su naturaleza y su historia.

El gobierno debería pensar que esta es una forma de desarrollo rural, siempre y cuando sea para fortalecer la conservación de los ecosistemas y mantener las tradiciones campesinas y étnicas. Tal vez así cambie la estigmatización, el racismo y los prejuicios del campo colombiano, pero por favor, vaya con el fin de disfrutar, no de crear más problemas a los campesinos para su propio beneficio.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here