Jóvenes campesinos le apuestan al liderazgo en el campo

3
2005
Taller con estudiantes de la Institución Educativa Francisco de Paula Santander – Corregimiento de Pavas, La Cumbre, Valle del Cauca. ACPO

“El futuro del campo, hoy”, es un slogan muy apropiado para las Escuelas Digitales Campesinas. Y por eso, trabajar por la dignificación de la vida del campesinado colombiano está en el centro de los proyectos de ACPO: “Mi proyecto de vida en el campo”, programa financiado por la Fundación Bolívar Davivienda, se propone aportar un granito de arena en ese trabajo realizado en favor de los campesinos de Colombia.

Como parte de todo ese proceso de dignificación, se encuentra también la preocupación por la brecha inter-generacional que parece abrirse en la población campesina: en el campo los adultos envejecen, mientras que la población juvenil tiende a emigrar hacia las ciudades, o a emplearse en labores distintas a las propias del campo.

En ese contexto, algunas personas hablan de relevo generacional, aunque otras personas preferirían llamarlo de un modo diferente, para que no deje la impresión de que se trata de algo impuesto por una generación anterior a otra más joven.

Taller con estudiantes de la Institución Educativa Julio Fernández Medina – Vereda San Pablo, Restrepo, Valle del Cauca. ACPO

“Mi proyecto de vida en el campo”

El objetivo de “Mi proyecto de vida en el campo”, por tanto, es generar en los jóvenes campesinos el arraigo hacia su tierra: hacia ese campo que los ha visto crecer y que los necesita precisamente a ellos para alcanzar un progreso mayor. Le puede interesar: ‘Aulas multigrado’ permitirán cerrar brechas en la educación rural

Lograr que los jóvenes se conozcan a sí mismos, sus capacidades y sus límites; que conozcan su entorno y reconozcan las necesidades de sus veredas, corregimientos y municipios; que redescubran el valor de vivir en las zonas rurales de Colombia; se den cuenta de que pueden ser profesionales sin necesidad de desarraigarse del campo, y que pueden triunfar como profesionales precisamente en el mismo campo.

Esas son las herramientas y competencias que se quieren alcanzar con los talleres de liderazgo y orientación vocacional que se implementaron entre los meses de julio y septiembre en los municipios de Restrepo, Dagua y La Cumbre, en Valle del Cauca, en el marco de la fase inicial de “Mi proyecto de vida en el Campo”.

Taller con estudiantes de la Institución Educativa Francisco de Paula Santander – Corregimiento de Pavas, La Cumbre, Valle del Cauca. ACPO.

¡Vale la pena vivir en el campo!

Con el deseo de seguir adelante con este programa, animamos a todos los estudiantes que se han vinculado al proyecto, con la esperanza de que nuestro campo colombiano siga dando buenos frutos, en especial en estos tiempos nuevos de postconflicto que para nuestra dicha nos ha tocado vivir. ¡Vale la pena vivir en el campo! ¡Vale la pena pensar tu proyecto de vida en el campo!

Foto: ACPO

Por: Andrés E. Laguna Agudelo – Facilitador EDC Valle del Cauca y Cauca
Fotos: ACPO.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here