Diversidad de especies vegetales en Nuquí, garantizan seguridad alimentaria

En 3 corregimientos de Nuqí (Chocó), existe gran variedad de especies vegetales; esto se traduce en que 35 de las 64 especies que se encuentran en la región, son indispensables para el patrimonio agroalimentario de sus habitantes, entre ellas plátano, aguacate y cacao.

0
227

Luz Adriana Ramírez, Ingeniera Agrónoma de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, descubrió que los alimentos más importantes y con mayor consumo por parte de los habitantes de Nuquí (Chocó), son: cebolla, espinaca, lulo, papaya, tomate, granadilla, pimentón, zanahoria y plátano, puntualmente en los corregimientos de Panguí, Jurubidá, y Tribugá.

El estudio anterior comprueba la importancia de la conservación y el uso sostenible que debe existir, para garantizar la seguridad alimentaria en los tres corregimientos mencionados anteriormente, los cuales hacen parte del Consejo Comunitario General Los Riscales.

Gracias a la ayuda de dos organizaciones no gubernamentales, se propuso diversificar la producción agroecológica, para que de esta manera se mantenga la seguridad alimentaria en los corregimientos. Le puede interesar: Jóvenes surfistas de Nuquí ejemplo de superación y tenacidad

En la zona el 80% de la población es afrodescendiente, por lo que cuenta con titulaciones colectivas gracias a la ley 70 de 1993, la cual reconoce los derechos territoriales de estos habitantes rurales, de tal manera que cada familia posee lotes no delimitados que integran sistemas agroforestales, policultivos y huertas caseras.

 Nuquí una tierra difícil de cultivar

El Pacifico colombiano cuenta con una precipitación promedio de 8.000 mm, y sus temperaturas están entre 22°C y 26°C; además, tiene intensas temporadas secas, factores que condicionan la producción agrícola, debido al deficiente drenaje o la acidez de los suelos, entre otros factores. Le puede interesar también: Nuquí está listo para abrir las puertas al turismo con tranquilidad

Por lo anterior, la profesora Gloria Patricia Zuluaga Sanchez, del Departamento de Ciencias Agronómicas de la U.N., sede Medellín, confirma que es esencial reconocer las principales especies de plantas predominantes de los sistemas de producción y su uso, de tal manera que se pueda apreciar el patrimonio agroalimentario de las comunidades.

“Es un compromiso del Estado y de los líderes locales, valorar el patrimonio agroalimentario de las comunidades, así como lo hacen con la música y el baile”, asegura Zuluaga.

Por su parte, la investigadora Gloria Martínez Villegas concluye la investigación mencionando que “la agrobiodiversidad registrada no solo es expresión de gran número de especies utilizadas por las comunidades de la zona sino que también da cuenta de un complejo sistema de conocimientos tradicionales y culturales”.

Por: Paulo Martínez. Estudiante de Comunicación social – Periodismo.
Editor: Lina María Serna López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here