Aterciopelados y Bomba Estéreo promueven campaña para salvar la Amazonía

0
14
Imagen de: Balezas Naturais

La Amazonía colombiana, sinónimo de comunidades indígenas, animales exóticos como el delfín rosado, selva tropical y riqueza en fauna y flora. Le puede interesar: Río Abajo, de la Amazonía a las salas de cine

Denominada como el pulmón del mundo, ya que según expertos cuenta con la mayor reserva ecológica del planeta. Cabe destacar que la Región Amazónica produce más del 20% del oxígeno en la tierra tal como se ha asegurado durante la historia.

Pero, según AVVAZ, una comunidad global de movilización online, “la Amazonía colombiana se ha convertido en el salvaje oeste de la destrucción ambiental”. Pues, los que promueven la tala ilegal de árbol están convirtiendo los bosques tropicales en desiertos.

Las inversiones son mínimas para mantener la Amazonía

El último registro que entrega el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, afirma que el Estado generó para el 2015 una inversión en protección para el medio ambiente por regiones de: 89.703 millones de pesos para la Región Oriental. Pero, para la Región Amazonía – Orinoquía únicamente se invirtieron 779 millones de pesos.

De lo anterior, para la “inversión en protección y conservación del medio ambiente por grupos de divisiones industriales”, se registra que la industria de alimentos, bebidas y tabacos invirtió en 2015 un total de 77.272 millones de pesos. Según el DANE.

Mientras que, la industria de madera y corcho, fabricación de papel y actividades de impresión han invertido frente a la deforestación 4.797 millones de pesos.

Una investigación que demuestra contextos alarmantes

imagen de: Agraria.pe

Destaca AVVAZ “El gobierno insiste en que solo se trata de deforestación a pequeña escala”. Pero, los miembros de esta comunidad que trabaja en el activismo ambiental online, financió una investigación desmintiendo la afirmación anterior frente al contexto amazónico.

La investigación se generó con imágenes vía satélite y demostraron que el panorama ambiental es “peor que nunca”, ya que la deforestación está perjudicando la fauna y flora de dicha región.

Por otro lado, la tala de árboles en los departamentos del Caquetá y Guaviare de la región amazónica es una problemática que ha surgido por parte de productores de coca y grupos que promueven la tala ilegal y la ganadería extensiva.

Imagen de: Atercipelados

“Ya no existen control sobre las tierras, todo es informal; debido a ello comienza agravarse la deforestación, llevada a cabo para obtener más tierra para el ganado” argumenta  Wilfredo Pachón, Director de la Seccional Guaviare de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y Oriente de la Amazonía – CDA.

Además, la ganadería, en zonas del Amazonas aumenta cada vez más, cada hectárea que se deforesta da espacio para 20 animales. Hecho que se refleja en municipios de El Retorno, Calamar y Miraflores del Guaviare, agregó Pachón.

La unión hace la fuerza

“Detengamos el ataque silencioso a la Amazonía” es una de las tantas iniciativas que a través de AVAAZ, Aterciopelados y Bomba Estéreo están promoviendo. El proyecto consiste en la recolección de firmas a través del portal en pro de la protección de la Amazonía.

El 26 de Febrero lograron recoger un millón de firmas que fueron entregadas al Ministerio de Interior. Pero, aún sigue abierta la convocatoria de recolección de firmas para un segundo paquete; cuya finalidad es que personas de todo el mundo se unan para que se detenga ya la tala de árboles en la Amazonía. Puedes firmar aquí: http://avaaz.org/deforestacion

Por: Andrés Arias. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here