Estrategias para plantar un árbol exitosamente

Durante el primer año, el árbol será más frágil que nunca, así que es conveniente que cuidemos mucho de el.

No se puede pensar simplemente en elegir el árbol que más nos guste y plantarlo, antes tenemos que estar seguros de que esa vegetación es perfecta para el clima de nuestro entorno.

Por eso, si un árbol se describe como “resistente a la zona 10” quiere decir que soporta condiciones climáticas frías.

Es preferible, por ello, plantar uno autóctono, porque así tendremos la seguridad de que está hecho para nuestro clima.

Si elegimos una vegetación exótica y no tenemos en cuenta las variables, es posible que no se desarrolle bien o que se muera.

A la hora de elegir el árbol, debemos observar otros factores: un tipo de árbol en peligro, que proporcione hogar a los pájaros, conocer el árbol nos ayudará en esta importante decisión.

Determina el clima de tu área 

Además del mapa de las temperaturas, tenemos que conocer el terreno de nuestro jardín, parque o campo donde vayamos a plantarlo. Son importantes factores como la pendiente o la erosión del suelo. Le puede interesar: Aves nativas y árboles exóticos

Ten en cuenta que no es buena idea plantar en un terreno en cuesta (el tronco del árbol podría caer por el peso y romperse), mejor elige un terreno llano. También ayudará observar los árboles ya plantados en esa zona.

Así mismo es importante saber más sobre el suelo, si es ácido, arcilloso, calizo, arenoso y tener en cuenta que estamos plantando un árbol de forma totalmente natural, por lo que todas estas variables importan mucho.

Comprar el árbol

Siguiendo estos pasos, podrás sembrar tu árbol:

  1. Dibuja un círculo en la tierra calculando cuánto ocupará la planta, dependiendo del tamaño y longitud de ésta.

  1. Cava la tierra hasta unos 40 centímetros de superficie y otros 40 de profundidad, (ten en cuenta el tamaño del árbol para este cálculo).
  1. Asegúrate de que en el centro cabe la raíz de tu planta perfectamente.
  1. Por el tallo, delicadamente y con dos dedos, ponemos en el centro del agujero la planta, evitando en todo momento tocar la raíz. Hay que ponerla totalmente recta.
  1. La colocamos con delicadeza. La parte inferior del tallo tiene que quedar al ras del suelo.
  1. Con mucho cuidado, cubrimos la raíz de la planta con tierra.

  1. Compactamos la tierra con las manos, sin apretar demasiado, pero tampoco dejándola demasiado floja.
  1. Equipamos con un círculo de tierra protectora, si fuera necesario, con una valla o red que evite la llegada de insectos, plagas o pájaros que puedan destruir nuestro aún débil árbol.

Durante el primer año, el árbol será más frágil que nunca, así que es conveniente que cuidemos mucho de el. Que le reguemos agua convenientemente (sin pasarnos) y regularmente.

Esperaremos 6 meses para ponerle abono y alimentaremos el suelo con un compost casero o una mezcla que podemos encontrar en tiendas de botánica en caso de que el suelo sea demasiado pobre. Le puede interesar: Cartagena del Chaira se está quedando sin árboles

Autor: Camila Alvarado Caro, Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: 
Ana María Rizo Díaz- Periodista Editora. 

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.