Estudio revela menor calidad de vida en mineros de Boyacá

0
256

El estudio realizado por José Leonardo Cely, magister en salud pública de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), comprobó que habitantes de los municipios Samacá y Paz de Rio, lugares donde predomina la explotación de las carboneras más grandes de la región, denotan una menor calidad de vida, respecto a los habitantes rurales de los municipios de Ráquira y Sativasur, los cuales se dedican a la agricultura.

El anterior estudio corresponde a un proyecto de extensión adelantado por el Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) y el Instituto de Salud Pública de la U.N. Éste tiene como objetivo caracterizar las condiciones de la población minera. Le puede interesar: La minería a cielo abierto preocupa a la comunidad de Pauna Boyacá

Minería en Boyacá afecta condiciones económicas y de salud

La investigación consistió en realizar 228 encuestas, de las cuales 151 fueron a habitantes de los municipios carboneros, y 78 de municipios correspondientes a la actividad agrícola; quienes contestaron un test sociodemográfico y la encuesta conocida como SF36, en la que se indaga acerca de la salud de los habitantes de la zona.

En esta última se indaga sobre su estado de salud actual, y se pregunta qué tan bien se sienten para realizar sus actividades cotidianas. Le puede interesar: Municipios decidirán sobre asuntos mineros en sus territorios

Respecto a lo anterior, los mineros manifiestan más percepción de dolores corporales, especialmente en personas adultas; por lo que, a diferencia de los habitantes de zonas agrícolas, estos presentan mayor fatiga y disminución de sus actividades cotidianas, debido a su salud física.

“Allí también se indagó sobre las actividades económicas de sustento para las familias, y las relaciones de esparcimiento junto con su entorno”, agregó Cely.

Vale la pena aclarar, que el estudio también reveló, que las personas que viven en zonas de explotación minera, tienen menores ingresos económicos que quienes no dependen de las actividades extractivas.

Celys concluyó afirmando que, la evaluación real de las condiciones de salud de las personas que se dedican a la actividad extractiva del carbón, permite generar programas de intervención sobre las condiciones puntuales de salud de estas personas.

Por: Paulo Martínez. Estudiante de Comunicación social – Periodismo.
Editor: Lina María Serna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here