313 mil familias se beneficiaron del Banco de Alimentos en 2017

0
255
Foto de: Wikimedia

El pasado martes 20 de marzo; se llevó a cabo la Reunión de Asamblea General Ordinaria de la Fundación Banco Arquidiocesano de Alimentos.

La cual tuvo la participación de sus fundadores, diócesis, vicarias, donantes, representantes de varias empresas, la junta directiva del banco y su presidente, el Señor Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá, Primado de Colombia.

Con más de 1,000 donantes, 3,116 voluntarios y 32 universidades, se cumplieron las metas planteadas para el 2017;  donde se pudo beneficiar a 313 mil familias en estado de vulnerabilidad en Bogotá, gracias al programa ¡Juntos contra el Hambre! el cual fue gestionado por el Banco de Alimentos de Bogotá.

En el 2017, esta entidad benefició a 70.232 niños, 25.373 jóvenes; 25.701 adultos, 9.129 adultos mayores y 45.715 familias, que, gracias a la gestión del Banco, contaron diariamente con un alimento digno y saludable, mejorando su calidad de vida.

“Es así como estamos cumpliendo lo que el Papa Francisco nos exige, acerca de que debemos ser sumamente sensibles frente a las necesidades de los pobres, de ir sobre todo a aquellos que están marginados y que no tienen posibilidades de salir a delante” aseguró el Cardenal Rubén Salazar Gómez.

¡Juntos Contra el Hambre!

Este programa hace parte del eslogan del Banco de Alimentos de Bogotá. El cual fue creado en el 2001, cuando se reunieron el señor Arturo Calle, el señor Gonzalo Restrepo y el Señor Cardenal Monseñor Pedro Rubiano Sáenz.

Quienes unieron esfuerzos y buscaron con este proyecto beneficiar directamente a las personas más vulnerables de la ciudad de Bogotá y los municipios cercanos.

Ya son 17 años que el Banco de Alimentos de Bogotá lleva funcionando en pro de las poblaciones más necesitadas. Le puede interesar: Mujeres Guardianas de Semillas que luchan contra el hambre

Donde, a la fecha se han logrado entregar 158,775 toneladas de productos alimenticios y bienes de consumo a las personas más vulnerables de la ciudad de Bogotá y sus municipios aledaños.

El Señor Cardenal se refirió al Banco de Alimentos como el “símbolo y realización de sinergia de solidaridad, al ser un puente para unir a aquellos que quieren servir; desde la Iglesia Católica, las empresas privadas y públicas, las universidades, los voluntarios, y las distintas organizaciones que contribuyen a aliviar el hambre de tantas personas en Bogotá y las poblaciones aledañas”.

Por: Paulo Martinez. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here