Fracking, la explotación del Gas Natural

Llega a Colombia el Fracking, la nueva forma de extraer el gas natural de las entrañas de la tierra

Por: Henry Armando Ruiz Ahumada
Facilitador proyecto Tabletas para Educar en el municipio de La Capilla – Boyacá.

fracling

La sociedad aún se debate entre las virtudes y defectos que el fracking ofrece para la explotación del gas natural. Esta técnica funciona inyectando a las entrañas de la tierra una mezcla de agua, arena y productos químicos que elevan la presión del gas en el esquisto, que es la capa del subsuelo en la que se suele encontrar tan preciado combustible, haciéndolo fracturar, (de ahí su nombre), las capas del subsuelo hasta brotar a la superficie para ser recolectado por el ser humano.

En los Estados Unidos, se está librando una batalla tanto legal como mediática porque el común de las personas considera que la explotación del gas mediante esta técnica está causando graves daños. Al inyectarse esta mezcla en el subsuelo se están presionando las capas tectónicas haciendo que los terremotos sean más frecuentes. Viviendas, vías y demás estructuras sufren las consecuencias de estos movimientos telúricos. Por otra parte, el agua de consumo humano está siendo contaminada por los agentes químicos que se utilizan en la extracción del gas y esto está afectando la atmósfera.

En Colombia no existe aún reglamentación clara sobre el fracking y existe incertidumbre sobre cómo esta técnica de extracción de gas acabará impactando en la sociedad y sobre cómo serán mitigados sus posibles efectos colaterales. Lo que si es cierto es que el potencial del gas como combustible de exportación puede lograr que en un futuro cercano EEUU no dependa de Rusia para la obtención de Gas Natural y por ende se dé un nuevo orden económico mundial haciendo que cada país pueda solventar sus necesidades energéticas casi de manera autónoma.

El Fracking no se limita a obtener el Gas del esquisto sino que también puede usarse para obtener petróleo debido a que la fuerte inyección de la mezcla mencionada anteriormente no solo es capaz de movilizar volúmenes de gas sino también volúmenes decentes de petróleo alojado en bolsas prácticamente inaccesibles.

En Colombia, según la reglamentación expedida en marzo de 2014 y que se refiere a la explotación de yacimientos no convencionales, no está claro que estén dados ya los lineamientos necesarios para la regulación de esta práctica así como tampoco se menciona las áreas donde se puede o no extraer el gas y el petróleo utilizando esta técnica. Tampoco está claro cómo se dispondrán los recursos que esta práctica genere.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.