Fundación Proyecto Fábula: una ventana en apoyo a escuelas primarias rurales

La experiencia de esta iniciativa social que apoya a maestros de la educación pública primaria, en particular, en zonas rurales de Colombia.

0
164
GUILLERMO TORRES REVISTA SEMANA

Fundación Proyecto Fábula es una iniciativa social que apoya a maestros de la educación pública primaria, en particular, en zonas rurales de Colombia. Promovemos la lectura y escritura en los pequeños a través de sesiones de lectura en voz alta de excelentes libros para niños desde prescolar hasta quinto grado; de igual forma, ofrecemos inglés elemental  y videoconferencias de apoyo en temas especializados con expertos, todo gracias al interés de docentes y la posibilidad de conectarnos en vivo, en directo y en simultáneo con diversas escuelas del país.

Llegamos semanalmente a niños y niñas de 15 escuelas públicas con una cobertura de aproximadamente a 1500 pequeños.  Este proyecto es realidad gracias a la posibilidad que brinda la conectividad y proyectores en las escuelas. El proyecto inició en marzo 2014 con la escuela IE. José Antonio Galán del corregimiento de San Marcos, Yumbo, Valle, poco a  poco se han sumado más escuelas.

La iniciativa es voluntaria y cuenta con un grupo pequeño grupo de voluntarios que se conectan desde diversas regiones del mundo.  Fundación Proyecto Fábula nació hace cuatro años de una experiencia familiar de la fundadora, la conectividad le permitió mantener los lazos con sus pequeños sobrinos en el extranjero mediante la lectura diaria de cuentos,  además de consolidar el afecto, los pequeños desarrollaron su vocabulario en español y el gusto por la lectura en los dos idiomas y hoy son niños que disfrutan visitar biblioteca pública y escoger sus propios autores y temáticas.

Como todos los niños son extraordinarios, la fundadora decidió leer a los niños de zonas apartadas del país usando la misma posibilidad: la ventana que brinda la conectividad. Hoy las sesiones de la Fundación Proyecto Fábula llegan a niñas y niñas de regiones de Santander, Boyacá, Huila, Tolima, Cundinamarca, Córdoba, Nariño, Risaralda, Caldas y Valle… y como era esperado,  ha sido una experiencia gratificante para todos.

De lectura para niños desde preescolar a tercer grado se pensó también en la lectura en voz alta para niños de cuarto y quinto grado, experiencia que reúne libro informativo y literario; pero además, se pensó en brindar a los pequeños la posibilidad de enamorarse de una lengua extranjera, así desde hace dos años, gracias a voluntarias inglesas, estudiantes de idiomas de la Universidad de Oxford, cada semana reciben en directo sesiones de inglés básico.  Estos años han sido solo un proyecto piloto de todo lo que la Fundación sueña con hacer.

Los docentes son nuestros aliados y amigos, aquí algunas de sus palabras:

“Desde el año pasado me vinculé a las actividades virtuales de la Fundación Proyecto Fábula, personalmente la primera vez que escuché narrar en voz alta, me encantó,  la forma en que leen es muy dinámica y divertida, el tono de voz, las historias son cautivadoras. Mis niños del año pasado y este se quedan atentos como dibujando en su imaginación el cuento escuchan, les encantan las imágenes, las nuevas palabras y la reflexión final de cada historia; desde que iniciamos se motivan a escribir y dibujar lo que nos cuentan y, lo más importante, sus propias historias; nosotros proyectamos en la biblioteca las sesiones de la Fundación, los niños siempre me dicen al comenzar el día los martes o jueves: Profe, profe,  recuerde, hoy tenemos Proyecto Fábula. También, les causa curiosidad saber cómo desde Bogotá -ciudad que muchos niños han oído nombrar en sus clases de geografía, pero imaginan que es muy lejos de las montañas de Santuario zona cafetera del país-, hay alguien contándoles, en vivo y en directo, historias maravillosas, que la pueden ver y escuchar y que  a la vez los puede escuchar, leer sus historias y motivarlos a escribir, todo esto hace que este espacio de una hora con la Fundación Proyecto Fábula, se vuelva mágico, que ellos alimenten su imaginación, creatividad y los transporte a otros mundos posibles, todo gracias a la literatura infantil. Por esto y otras muchas razones, gracias por tener este propósito tan lindo con los niños y gracias también a todo el equipo de Proyecto Fábula. Buen trabajo”.  Mayerly Hernández, Docente, Institución Educativa María Auxiliadora, Santuario, Risaralda.

“La experiencia ha sido muy enriquecedora, muchas gracias desde el corazón de todos los niños; para ellos es algo nuevo, ellos se sorprenden de que sea posible… los niños llegan emocionados a sus casas, es lo que hace una video-llamada. Es una gran motivación para nosotros como maestros. Para mí ha sido una hermosa experiencia como docente ver cómo a través de la tecnología se llega a zonas rurales y se comparten tantas cosas, gracias por este aporte a la educación de estos niños” Alba Yaneth Vargas F. Docente, Institución Educativa El Tobal, Carcasi, Santander.

También nos comparten su apreciación nuestras voluntarias:

“Fundación Proyecto Fábula me parece una experiencia gratificante y diferenciadora. Veo la riqueza de este proyecto y el impacto que tiene en los niños en diferentes áreas de su desarrollo. Con mucho esmero se preparan las sesiones de lectura, eligiendo un contenido de valor, que forme a los niños no solo en competencias lectoras, sino que conozcan a través de la lectura nuestro mundo, la cultura, tradiciones y a su vez se genera conciencia para respetar el entorno y sus seres, no solo a nivel natural sino culturalmente hablando, porque se muestra la diversidad desde diferentes sentidos. La Fundación apoya a niños de escuelas públicas rurales y lejanas. En mi opinión llevar este Proyecto a estas escuelas lo hace aún más inspirador. Esto es lo que me mueve como voluntaria”. Tatiana Miranda, voluntaria colombiana, pedagoga infantil, maestría en educación quien se conecta cada semana desde Rosario, Argentina.

“He sido voluntaria para la Fundación Proyecto Fábula durante poco más de un año. Cada semana paso una hora enseñando a niños colombianos y ese tiempo es mi preferido de toda la semana. Me encanta ver las caras de niños que quieren aprender y escuchar y lo mejor es ser capaz de ofrecerles una educación distinta. Es de suma importancia aprender las lenguas hoy en día y el inglés abre muchas puertas en todo el mundo. Me hace muy feliz ser parte de esa Fundación que mejora las vidas de muchos niños. Espero que sigue teniendo más éxito durante muchos años”. Maddie Hancock, voluntaria inglesa, estudiante idiomas de la Universidad Oxford.

La Fundación Proyecto Fábula cree en la educación pública y en lo que la tecnología permite para alcanzar una mejor educación para todos, en particular para niños y jóvenes de zonas rurales y urbanas en pequeños y medianos municipios con limitadas oportunidades. La conectividad en vivo y en directo y en simultáneo permite apoyar a los maestros de manera directa, cálida y según sus necesidades; permite mostrar a los niños y niñas nuestra riqueza nacional natural, cultural y étnica, promueve el amor por la lectura,  siembra en los niños el interés por la escritura y la investigación de sus propias tradiciones; deja una semilla sobre la importancia de hablar en otro idioma y sobre todo de querer aprender, ese es el deseo de la Fundación que los niños se enamoren del auto-aprendizaje y que conozcan las oportunidades y riesgos que se encuentran en la red;  eso es lo que hace la Fundación: apoyar la educación pública y lo hace de manera gratuita gracias al empeño desinteresado de voluntarios y el compromiso de docentes, son todos ellos los que lo hacen posible.

La Fundación quiere llegar a muchos más niños y niñas de escuelas públicas en todas las regiones del país y para ello inicia una labor de búsqueda de financiación para consolidar este emprendimiento social como una propuesta sólida para seguir creciendo, visitar las escuelas, acompañar las lecturas con material físico y mucho más.

Hasta hoy hemos ofrecido  con esfuerzo y orgullo lectura en voz alta, inglés básico y videoconferencias de apoyo, pero podemos hacer más siempre de la mano de maestros comprometidos  que ven en la tecnología una oportunidad;  consideramos que la virtualidad en  vivo y en directo ofrece  ese grado de calidez y conexión humana que otras propuestas virtuales –válidas e importantes- no consiguen, esa ventana que  permite recibir sonrisas generosas  a cambio de escuchar: “Buenos días niñas y niños esta es su Hora del Cuento…”.

Por: Compartir Palabra Maestra 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here