El gran reto de enseñar

0
151
Foto por: Julieth Stefany Bernal Mejía. Facilitadora Educativa ACPO.

“Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado”.
Silvio Rodríguez.

En Colombia en 1947 empezó el movimiento educativo más grande de la historia con Escuelas Radiofónicas de Sutatenza. Acción Cultural Popular – ACPO, una organización social que ha pensado en el desarrollo del habitante rural, siempre en la construcción del conocimiento colectivo, potencializando las capacidades del saber crítico para llegar a la participación del liderazgo social.

Hoy recordamos un metarrelato de Mauricio Alejandro Simbaqueba Moreno, tiene 57 años de edad, hace 30 años ha sido Registrador, actualmente está en Ubaté. Simbaqueba en 1987 fue un líder de Escuelas Radiofónicas, promovió la educación integral desde los saberes espirituales, hábitos saludables y fortaleció los conocimientos mediados desde la experiencia rural.

Comienza su travesía por el Caquetá, cuando llega al territorio se da cuenta que ¡no hay bachilleres! porque los hombres se dedicaban más a los cultivos de coca y las mujeres en el área de la cocina. La razón: porque ganaban tres veces más que un docente. Le puede interesar: Radio Sutatenza: alfabeto, trabajo, salud, espíritu

Al visibilizar esa problemática Mauricio toma la decisión de ser docente porque era necesario la trasformación de los habitantes rurales desde el empoderamiento de espacios críticos, fortaleciendo el desarrollo educativo, social y emocional de las personas.

El grato oficio de enseñar

Imagen de: Radio Sutatenza

Su labor como líder; comenzó en el departamento del Caquetá en los municipios El Doncello en la Vereda Alto Berlín y Alto Paraíso, en el año 1985 hasta 1947. Desde ese tiempo ayudó a la alfabetización de las personas rurales, con el fin que aprendieran a ver el mundo de una manera distinta.

Al ver que los niños que no sabían leer ni escribir; pero si sabían manejar dinero, calcular un cultivo, calcular una madera de un árbol; decidió encaminar la educación y entre todos contribuir por una humanidad participativa e incluyente con el habitante rural. Le puede interesar: Un libro, homenaje a 70 años de historia

Todo esto se logró dice él, gracias al gran movimiento de Escuelas Radiofónicas de Sutatenza, por medio de las herramientas de trabajo que fueron las cartillas, un tornamesa, y una antena de radio; donde se desarrollaban las clases orientándolos por medio de la emisora de radio Sutatenza.

Ahora, este líder, docente y Registrador sigue siendo parte del sueño educativo de ACPO; a través de Escuelas Digitales Campesinas.

Por: Julieth Stefany Bernal Mejía. Facilitadora Educativa ACPO.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here