sábado, febrero 23, 2019
Inicio Blog

#Opinión: un modelo agroecológico exitoso para la consolidación de comunidades campesinas

0
Foto: Bernardo Nieto.

La sensación que tuve al llegar a Villa Loyola, una hacienda de tierra templada situada a 45 kilómetros de Pasto en el municipio de Chachaguí, fue la de ingresar a un lugar vivo y agradable con 22 grados de temperatura, donde la naturaleza se desparrama en flores y trinar de pájaros, guaduales y cafetales.

Todo un grandioso marco a la hermosa casona centenaria. La finca fue donada en el siglo pasado a los jesuitas del Colegio San Francisco Javier de Pasto y desde allí, se presta un servicio de excelencia a la comunidad campesina del sector.

Los principales cultivos de la finca son café, guadua, pasto de corte y plantas de forraje para el alimento de ganado “estabulado en cama profunda” y, en menor proporción, frutales, hortalizas y los llamados cultivos de “pancoger”. Allí también se tienen retiros y ejercicios espirituales para los alumnos y familiares del colegio. Le puede interesar: La agricultura mundial tendrá un encuentro en el GlobalG.A.P. Summit 2018

El anfitrión nos recibió con una sonrisa y auténtica amabilidad. Es “Joe” Aguilar, un sacerdote jesuita amable y austero, de barba cana, en mangas de camisa, tenis, bluyines y una gorra deportiva. El padre “Joe”, como todos le dicen, es el rector del Colegio San Francisco Javier de Pasto, director de la Fundación Suyusama y, también, el director de las actividades de la Compañía de Jesús en la Región sur en Colombia.

Cuando estuvimos acomodados en el comedor general, él mismo nos sirve el café humeante, con un delicioso y estimulante olor, mientras nos explica: “El café se tiene que servir desde la jarra a unos 25 centímetros de altura de la taza, dejando caer el líquido caliente para que se oxigene y conserve sus características y propiedades…”

El café que disfrutamos es fruto del riguroso proceso orgánico que él mismo introdujo en la finca hace seis años, cuando eliminó, luego de un análisis biológico y químico del suelo, todos los agrotóxicos que se venían utilizando en los cultivos y productos de la hacienda. El Café Villa Loyola ya recibió la medalla de excelencia en 2008 por la Federación Nacional de Cafeteros y The Alliance for Coffee Excellence y es invitado especial en las ferias de café.

Para entender su visión agroecológica, vamos con nuestro guía a conocer los semilleros de variadas hortalizas y de café, todos mantenidos y cultivados con micronutrientes procesados técnica y científicamente en la hacienda. El orden y el aseo son estrictos. Para dosificar y mantener la cantidad y calidad del agua que requieren las plantas, se utiliza un sistema de riego por goteo, alimentado desde reservorios de agua en donde se cultivan algunos peces propios de la región. Así se ahorran recursos valiosos y se evitan desperdicios.

Luego de los estudios de suelo realizados por el P. Joe, apoyado por biólogos y especialistas de la Universidad Javeriana, en los cafetales, cercados con mallas, el suelo ha sido enriquecido con fertilizantes y abonos orgánicos, microorganismos eficientes y biofertilizantes líquidos.

Los controles de plagas son biológicos. La producción de todos estos elementos se realiza íntegra en los laboratorios de la finca. Mezclados con los cafetos y, para darles el sombrío natural que necesitan, crecen árboles plantados estratégicamente. Por allí las gallinas andan libres y los gallineros están dispuestos de acuerdo con los hábitos de las aves que suben a su “habitación” al final del día y bajan al amanecer. Los huevos son, pues, “de gallinas libres y felices”, alimentadas con las hierbas, semillitas y sus nutrientes naturales, sin fertilizantes químicos que agotan el suelo y afectan negativamente a los seres humanos.

Todo el procesamiento del café se realiza en un ambiente higiénico y pulcro. Se utilizan eficientes máquinas e instalaciones, desde el pesaje de las cerezas hasta el tostado y pulverización de los granos. La calidad de la producción es vigilada estrictamente en el sitio y en el laboratorio y el café servido es catado allí mismo.

Una comunidad cercana a los mil caficultores trae su producción a Villa Loyola para que sea procesada. El trabajo del Padre y de la Fundación ha aglutinado y sirve a esta comunidad cercana. La producción se vende en las sedes del Colegio San Francisco Javier, a un tostador de Estados Unidos y, por encargos de pastusos y familias amigas, a Nueva Zelanda, Australia, Japón y Rusia, entre otros. La exportación directa de la Fundación se está haciendo a Italia y Estados Unidos y en la actualidad se está abriendo mercado en Budapest.

La Fundación Suyusama organiza talleres para los campesinos que se vinculan con ella. Son las Giras Agroecológicas, en las que se estudian temas como el análisis de la calidad biológica de los suelos, la producción y transformación del cultivo de café y diversificación productiva. Los visitantes tienen la oportunidad de conocer el beneficio húmedo y seco de café, establos para la generación de abonos, reservorios de agua, lombricultivos  y cultivo de guadua.

Este café orgánico se ofrece en las variedades oro y plata. Villa Loyola se diferencia de otras empresas de café porque permite a los cultivadores no depender del vaivén de los precios internacionales y garantiza un pago justo y la comunidad campesina recibe un ingreso adicional por la exportación.

Además, el proceso de producción se hace bajo los parámetros de sostenibilidad. Todo el trabajo se realiza con la convicción de mantener el equilibrio en la producción, el manejo adecuado y el bienestar común entre suelo-ambiente-producción-familia.

Villa Loyola es ejemplo para muchos y recibe con cita previa a visitantes que pasan allí una semana recibiendo instrucción y entrenamiento para trasladar a otras zonas del país esta maravillosa realidad.

PorBernardo Nieto Sotomayor- Equipo Editorial El Campesino.

El campo de la Palabra. Solemnidad de la Santísima Trinidad

0

Solemnidad de la Santísima Trinidad

Santisima Trinidad

 

 

Primera lectura

Libro de los Proverbios 8, 22-31

 

El Señor me creó como primicia de sus caminos, antes de sus obras, desde siempre. Yo fui formada desde la eternidad, desde el comienzo, antes de los orígenes de la tierra. Yo nací cuando no existían los abismos, cuando no había fuentes de aguas caudalosas.
Antes que fueran cimentadas las montañas, antes que las colinas, yo nací, cuando él no había hecho aún la tierra ni los espacios ni los primeros elementos del mundo.
Cuando él afianzaba el cielo, yo estaba allí; cuando trazaba el horizonte sobre el océano, cuando condensaba las nubes en lo alto, cuando infundía poder a las fuentes del océano,
cuando fijaba su límite al mar para que las aguas no transgredieran sus bordes, cuando afirmaba los cimientos de la tierra, yo estaba a su lado como un hijo querido y lo deleitaba día tras día, recreándome delante de él en todo tiempo, recreándome sobre la faz de la tierra, y mi delicia era estar con los hijos de los hombres.

 

 

Salmo 8, 4-5.6-7.8-9

 

Al ver el cielo, obra de tus manos,
la luna y las estrellas que has creado:
¿Qué es el hombre para que pienses en él,
el ser humano para que lo cuides?

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y esplendor;
le diste dominio sobre la obra de tus manos.
Todo lo pusiste bajo sus pies.

Todos los rebaños y ganados,
y hasta los animales salvajes;
las aves del cielo, los peces del mar
y cuanto surca los senderos de las aguas.

 

Segunda lectura

Carta de San Pablo a los Romanos 5, 1-5

 

Hermanos:
Justificados, entonces, por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Por él hemos alcanzado, mediante la fe, la gracia en la que estamos afianzados, y por él nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
Más aún, nos gloriamos hasta de las mismas tribulaciones, porque sabemos que la tribulación produce la constancia; la constancia, la virtud probada; la virtud probada, la esperanza.
Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado.

 

 

Evangelio

San Juan 16,12-15.

 

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
“Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.
Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.
El me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes.
Todo lo que es del Padre es mío. Por eso les digo: ‘Recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes’.”

 

 

 

Receta: Cómo hacer arepa de choclo

0

Les mostramos cómo hacer esta deliciosa receta colombiana para compartirla en familia. 

Redacción El Campesino

La arepa de choclo es una de las recetas más apetecidas del país, de gran importancia en la gastronomía colombiana. Por eso, para este fin de semana, no lo piense e invite a sus comensales a una rica arepa hecha por usted mismo.

Receta: Cómo hacer arepa de choclo

Ingredientes
2 tazas de granos de maíz tierno (unas 4 mazorcas)
2 tazas de harina de maíz pre cocida amarilla (Harina P.A.N.)
1 taza de leche
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de sal
mantequilla
queso blanco fresco bajo en grasa

1. Licue los granos de mazorca y retire el exceso de agua con una coladera.

2. Mezcle el maíz  molido con la mantequilla,  los huevos, la sal, el azúcar,el queso y la leche hasta lograr una papilla.

3. Luego se echa por cucharadas a un sarten previamente engrasado con mantequilla y se deja dorar un poco los bordes (aproximadamente 5 minutos) y luego se voltea por el otro lado..

4. Cuando ya esté bien doradita,acomódele un poco de queso encima y dóblela.

5. Déjela en el calor  un poco más para que el queso se funda y escurra.

6. Luego póngala en el plato (a la arepa) y acompáñela con suero costeño o leche condensada.

 

Sal y pimienta: Démosle sabor a la vida

0

Ser sal, un compromiso no solamente cristiano, sino también humano

Por Nicolás Galeano

entrada 5b

La sal es un ingrediente indispensable al momento de preparar cualquier alimento ya que tiene como función dar sabor a la comida para que resulte agradable al paladar; sin la sal los alimentos son insípidos y sin gusto.

Pero la sal no es solamente una palabra empleada en gastronomía, también puede ser aplicada al estilo de vida que muchos de nosotros llevamos día a día; en este sentido, la sal viene a significar el sabor, la pasión, la chispa, la expectativa, las motivaciones más profundas en la vida de cada ser humano. Somos conscientes de que el ser humano es un ser emprendedor, cuyo fin es alcanzar la felicidad, la cual brota de lo más profundo de su ser, en sintonía con los demás y con la naturaleza. Es por ello que dentro de cada uno de nosotros hay un cierto sabor que nos hace agradables ante los demás y que los otros pueden percibir a partir de nuestras cualidades y capacidades, de nuestra manera de pensar, hablar o actuar, del modo en el cual nos relacionamos o expresamos nuestros sentimientos; sabor que no nos impide doblegarnos frente a las diversas situaciones que en muchas ocasiones logran perturbarnos y hacernos olvidar que ser sal es mantener vigente el sabor que nos caracteriza y que a la vez nos identifica.

Por esta razón, ser sal es también una gran responsabilidad y compromiso que adquirimos como seres humanos en el momento en que tomamos conciencia de nuestra presencia y labor en el mundo, es en este escenario donde estamos llamados a transmitir la buena vibra, la alegría auténtica, la palabra de aliento y el gesto oportuno frente aquellos que han dejado que las preocupaciones y las dificultades vuelvan insípidas sus vidas haciendo que su sabor se desvirtué. Es de admirar, por ejemplo, el testimonio y la valentía de tantos y tantas que a pesar de los tropiezos de la vida no han perdido la ilusión de hacer de sus vidas una oportunidad más para seguir luchando e ir en contracorriente de sus dificultades, por lo cual se convierten en ejemplo de vida y en estímulo de muchos frente a los desaciertos y contrariedades que la misma vida en diversos momentos nos manifiesta.

Ser sal de la tierra, es entonces aceptar la invitación del mismo Jesús a contagiar de nuestro carisma a tantas personas, lugares y situaciones en donde el sabor se ha ido perdiendo poco a poco, es hacer nuestras, esas buenas palabras y acciones que harán de nosotros tal y como lo expresa Jesús: “lumbreras en medio de la oscuridad, para que los demás, viendo nuestras acciones glorifiquen al Padre que está en los cielos”.
entrada 5a

Los deliciosos chicharrones de cuajada de doña Nora

0
Foto: ÁLBUM FOTOGRÁFICO DE MIRAFLORES - BOYACA.

Tan cercanas y parecidas las palabras saber y sabor que cuando se fueron configurando en nuestro idioma y les otorgaron un significado, los literatos de la época al expresarse, dejaban con la miel en los labios a sus espectadores, según las narraciones o historias fantasticas que existian y aun existen en bosques, valles o montañas.

Así sucede con la particular receta de los chicharrones de cuajada, que en su sabor original guarda anecdotas ancestrales del Valle de Tenza, en donde este plato típico es degustado por visitantes nacionales y extranjeros.

Le puede interesar: Envueltos de maíz, una tradición de generación en generación

Nora López, de origen somondocano, nos introdujo un poco más sobre este saber de la cocina de este municipio boyacense, de donde es insignia este manjar, y con ella El Campesino aprendió los sencillos pasos para su preparación.

¿Qué son los chicharrones de cuajada?

Comenzamos diciendo que el chicharron de cuajada es un postre elaborado con leche y panela. Los ingredientes que contiene son panela, leche, corta leche, canela y agua.

¿Cómo es su preparación?

Se elabora en 2 momentos. Primero una vez adquirida la leche de vaca sin procesar, se le agrega corta leche, de allí toma una hora obtener la cuajada; se deja en un colador para escurrir el suero.

En el segundo momento se derrite la panela para crear el melado acompañado de canela en proporción es para 12 cajas de este delicioso postre, una panela de 1000 gr.

Luego se corta la cuajada en cuadros y se agrega el melado bien caliente, se deja 45 minutos en cocción junto con la cuajada y finalmente se deja enfriar y se empaca.

Los empaques en que se comercializa este delicioso producto son caja por 250 gr, vaso copa de 400gr y bandeja de 1libra. De esta manera llegan a panaderías, tiendas y cafeterías de los municipios del Valle de Tenza.

Si estás interesado en adquirir este producto, puedes solicitar los pedidos a doña Nora al teléfono: 311 2403670. ¡Para chuparse los dedos!

Por: Alex Rodrigo Castro. Facilitador educativo ACPO.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

La ley que sanciona penalmente el hurto de ganado en el país

0
Foto: Plano Informativo

Muchos ganaderos en el país al tener ganado y caballos en áreas grandes de terreno son víctimas del hurto de sus animales, generando afectación en sus estados económicos. Los animales en muchas ocasiones son sacrificados rápidamente para evadir las consecuencias de sus acciones. 

A partir de este problema, se creó la nueva norma que fue aprobada por el Congreso de la República y firmada por el Jefe de Estado, la cual modifica la Ley 599 del 2000, donde se sustenta el Código Penal. Este cambio permite que agentes judiciales puedan tomar acción frente al  abigeato o hurto de estos animales, es así como se configura la pena de 5 a 10 años a quien incurra en este delito, pena que será saldada con una multa de 25 a 50 salarios mínimos vigentes.

Le puede interesar: El comercio ilegal de aves sudamericanas en cifras

Según la Cámara de Representantes, los departamentos donde se presentan gran número de estos casos son Arauca, Tolima, Cesar, Magdalena y Córdoba, pero prepondera en la lista Boyacá, Antioquia y Cundinamarca con un número total de  812 animales robados. Estas situaciones a veces no solo establece la pérdida del animal, sino también,  que los dueños sean extorsionado por quienes cometieron el acto.

Esta nueva pena, también agrega  un parágrafo más, a parte de la multa y el tiempo en prisión; el cual precisa lo siguiente: “Quien para llevar a cabo la conducta de abigeato, use vehículo automotor, bienes muebles e inmuebles, estos serán sometidos a extinción de dominio en los términos de la ley 1708 de 2014”, Ley 1944.

También se agrega en esta ley que si además de cometer el hurto afecta de manera violenta a los propietarios o sean encontrados con material dañino para la vida humana o animal, la pena aumentará a mayor escala.

El Gobierno espera que con esta medida se logre disminuir el número de casos por abigeato, en el cual se incluyen los cerdos y lo caballos,  y no se afecte de manera directa la economía y la integridad de las familias ganaderas.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Huertas urbanas, recuperando los saberes del campo

0
Foto por: Espacios Vivos

Estos espacios, ubicados principalmente en terrazas o parques comunitarios de la ciudad, buscan ser una alternativa para el acceso a alimentos orgánicos y económicos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO, las huertas urbanas, consideradas como un modelo de agricultura, pueden llegar a producir hasta 20 kg de comida al año.

Teniendo en cuenta que las hortalizas tienen un ciclo de producción corto, algunas pueden ser recolectadas a los 2 meses de la siembra. Las especies que más se cultivan en estos espacios, son las aromáticas, lechuga, cilantro, papa, tomate cherry, repollo, cebolla, remolacha y fresa.

Le puede interesar: Huertas urbanas en Madrid, Cundinamarca: integrando el campo a la ciudad

Entre las ventajas de acudir a las huertas urbanas, están no solo alimentarse mejor, sino contribuir al medio ambiente con la reutilización de elementos en el espacio, aprovechamiento del agua lluvia y reduciendo la huella de carbono en las ciudades. También pueden actuar como una herramienta educativa, para fortalecer el respeto y amor por el campo.

En la Merced Cali, surge una iniciativa familiar en 2010 como estrategia de concientización sobre los procesos emergentes de cultivo y el  consumo consciente, apostándole a un cambio para sanar en el medio ambiente. Se trata de Rincón Verde, que trabaja en la creación de huertas urbanas ya sea en espacios familiares o de trabajo.

Así mismo, dictan talleres de formación con una duración de 3 horas, que ofrece no solo conocimientos sobre el tema, sino la opción de elegir que se quiere sembrar.  Huerta en Cajón y Huerto Vertical, consiste en conocer el manejo de residuos, semillas, calendario de agricultura y tipos de riego.

Otro de sus talleres más interesantes es Huerta & Cocktails, donde se aprende sobre el cuidado, siembra y multiplicación de plantas aromáticas, su uso medicinal y culinario, enseñándole a los participantes a preparar su propio licor artesanal. “Las plantas nuestro botiquín”  se enfoca en el reconocimiento de las propiedades de plantas medicinales, sus beneficios y cómo se se pueden utilizar en casa.

Así como en Cali, ciudades como Bogotá y Medellín también cuentan con huertas urbanas  que le aportan no solo a una dieta de calidad y recuperación de los conocimientos ancestrales de siembra, sino a la construcción y fortalecimiento del tejido social. 

Por: Karina Porras. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

 

El Campo de la Palabra. Sábado 23 de febrero de 2019

0

 

Sábado de la Sexta Semana del Tiempo Ordinario

 

Lectura de la carta a los Hebreos 11,1-7

 

 

La fe es seguridad de lo que se espera, y prueba de lo que no se ve. Por su fe, son recordados los antiguos. Por la fe, sabemos que la palabra de Dios configuró el universo, de manera que lo que está a la vista no proviene de nada visible. Por la fe, Abel ofreció a Dios un sacrificio mejor que Caín; por ella, Dios mismo, al recibir sus dones, lo acreditó como justo; por ella sigue hablando después de muerto. Por fe, fue arrebatado Henoc, sin pasar por la muerte; no lo encontraban, porque Dios lo había arrebatado; en efecto, antes de ser arrebatado se le acreditó que había complacido a Dios, y sin fe es imposible complacerle, pues el que se acerca a Dios debe creer que existe y que recompensa a quienes lo buscan. Por fe. Noé, advertido por Dios de lo que aún no se veía, tomó precauciones y construyó un arca para salvar a su familia; por la fe, condenó al mundo y consiguió la justicia que viene de la fe.

 

 

Sal 144,2-3.4-5.10-11

 

 

Día tras día, te bendeciré
y alabaré tu nombre por siempre jamás.
Grande es el Señor, merece toda alabanza.
Es incalculable su grandeza. R/.

Una generación pondera tus obras a la otra
y le cuenta tus hazañas.
Alaban ellos la gloria de tu majestad,
y yo repito tus maravillas. R/.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendiga tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R/.

 

 

Lectura del santo evangelio según san Marcos 9, 2-13

 

 

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos solos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo. Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús.
Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»
Estaban asustados, y no sabía lo que decía.
Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: «Éste es mi Hijo amado; escuchadlo.»
De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie lo que habéis visto, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»
Esto se les quedó grabado, y discutían qué querría decir aquello de «resucitar de entre los muertos».
Le preguntaron: «¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Ellas?»
Les contestó él: «Elías vendrá primero y lo restablecerá todo. Ahora, ¿por qué está escrito que el Hijo del hombre tiene que padecer mucho y ser despreciado? Os digo que Ellas ya ha venido, y han hecho con él lo que han querido, como estaba escrito.»

 

Mesa Nacional de Educación Rural, dos años de un movimiento de la sociedad civil

0
Foto. La Voz del Cinaruco

La Mesa Nacional de Educación Rural es el resultado de cinco congresos nacionales de educación rural realizados desde 2004 hasta hoy: Manizales, 2004; Villavicencio, 2006; Medellín, 2010; Bogotá 2016 y 2018. Es un acuerdo de actores colectivos e individuales que trabajan en solidaridad para que el país adopte y ejecute una política pública que garantice a la población de las zonas rurales su derecho a educación oportuna, suficiente de buena calidad.

Una decisión del IV Congreso fue constituir Mesa Nacional y mesas territoriales como expresión del movimiento nacional por la educación de los pobladores del campo. Se está cumpliendo el encargo por medio de tres líneas de trabajo que concentran el esfuerzo de la Mesa: fortalecimiento organizativo, incidencia social y observatorio de política educativa.

Le puede interesar: Preocupación por situación de la educación rural en el país

La Mesa Nacional se configura como un espacio de reflexión, de debate, de construcción de conocimiento, de incidencia política, de interlocución directa con instancias gubernamentales y de la sociedad civil organizada, y de gestión de propuestas en materia de educación rural en los territorios y con las poblaciones priorizadas: comunidades campesinas, pueblos indígenas y comunidades afrocolombianas.

Es un espacio amplio, abierto y autónomo para realizar reflexiones y construcciones, servir de interlocutor entre las regiones y el nivel nacional, promover ejercicios permanentes de acción ciudadana en materia del cumplimiento del derecho a la educación y avanzar en procesos pedagógicos que tengan como principio el reconocimiento histórico de los pueblos priorizados, el diálogo de saberes, el lenguaje común, el establecimiento de alianzas, la participación y la organización social.

Propósito de la Mesa

El propósito de la Mesa es el de incidir en la construcción de políticas y propuestas alrededor de las Educaciones Rurales en el país, en el entendido de que, si la ruralidad es diversa en las diferentes regiones de Colombia, entonces, la educación debe ser pertinente a cada contexto; toma en cuenta tanto los problemas estructurales como la coyuntura actual.

En relación con el diseño e implementación del Plan Especial de Educación Rural, la Mesa fue un actor clave, generador de propuestas y acciones de movilización, gestión que continúa para contribuir a definir una política pública nacional para la educación de la población rural.

Las Mesas Regionales

Las Mesas Regionales son instancias de análisis y elaboración de propuestas frente a la problemática educativa de los territorios, con foco en la ruralidad. Están abiertas a la participación de representantes de las diferentes organizaciones de la sociedad civil, grupos étnicos, gobierno, academia y actores involucrados con la problemática educativa en las regiones.

En las Mesas se valoran las alternativas y las experiencias educativas construidas por las diversas comunidades en los territorios. Criterios importantes para la valoración son: la garantía del derecho a la educación, la generación de condiciones para el desarrollo regional sostenible, la superación de las inequidades y la justicia social. De acuerdo con estos parámetros, las Mesas tienen en cuenta las particularidades de los territorios, las principales brechas de inequidad, y hacen propuestas para incidir en la política pública educativa.

La “Mesa Nacional de Educaciones Rurales” fue instalada el día 9 de febrero de 2017, en sesión realizada en el CINEP, en Bogotá. En ese primer encuentro se definieron los nodos iniciales para la conformación de las Mesas Regionales, eslabón en la cadena de valor que es fundamental para que tenga sentido la promoción de las actividades que están planteadas en el Manifiesto Final, Memoria y Conclusiones del IV Congreso Nacional del 2016, así como en las memorias del V Congreso de 2018.

Sin las Mesas Regionales, que recogen iniciativas, experiencias, requerimientos y anhelos de la base social de las veredas de los diferentes municipios de Colombia, no tiene sentido la Mesa Nacional. Las Mesas Regionales en la actualidad son siguientes: Antioquia, Bogotá-Cundinamarca, Caribe, Chocó, Florencia, Ibagué, Meta, Arauca, Santander, Putumayo y Valle del Cauca.

Secretaría Técnica

En la sesión del 9 de febrero/17, la Mesa Nacional eligió la Secretaría Técnica, con el propósito de darle agilidad y viabilidad a las decisiones y consensos a los que se llegue en esta.

La Secretaría Técnica en la actualidad está integrada por las siguientes instituciones: “Asociación Juvenil Campesina y Rural Senderos” (Ibagué), “Instituto Manuel Zapata Olivella” (Cartagena), “Empresarios por la Educación” (Bogotá), “CINEP” (Bogotá), “COREDUCAR” (Medellín- Santander-Cauca), “Corporación Viva La Ciudadanía” (Bogotá), CINDE, Corporación Infancia y Desarrollo, Terre des Hommes Suisse y UNIAGRARIA. Colaboran algunos profesionales independientes.

Por:  Francisco Luis Cuervo R. Mesa Nacional de Educaciones Rurales.

El Quijote de los Medios, la película documental de Monseñor Salcedo

0
Foto: canal Trece

El padre José Joaquín Salcedo es un icono en la historia de la radio y la educación en nuestro país, al realizar programas educativos que permitían que se crearan redes de enseñanza y aprendizaje a través de las Escuelas Radiofónicas, beneficiando a más de 18.000 familias.  

Hace 23 años, Mauricio Alberto Salas, sobrino de Monseñor Salcedo, emprendió la tarea de crear una película documental  sobre la vida y obra de su tío. El producto audiovisual fue una idea para presentar su tesis de grado en San Francisco, California y hacer memoria de acontecimientos tan importantes para Colombia y para Monseñor, que hoy es recordado como uno de los principales promotores de la educación para comunidades vulnerables que no tenían acceso a la educación.

Le puede interesar: Radio Sutatenza, hito en la historia radial y educativa en Colombia

Hace aproximadamente 25 años que Monseñor Salcedo falleció, sin embargo, su creación Acción Cultural Popular – ACPO, sigue trabajado enérgicamente por contribuir a través de la tecnología al bienestar de los campesinos, continuando así con su visión y misión de país.

Mauricio Salas, en una de las conferencias sobre esta película documental, afirma que muchas de las conversaciones que tuvo con su tío, siempre se llegaba a la misma pregunta ¿Qué irá a pasar con el país en unos 50 años? ¿A quién recordarán al villano o al bueno? Estas fueron las preguntas que llevaron a Salas a la creación de el Quijote de los Medios.

Hoy viernes, a las seis de la tarde, los villaleyvanos son invitados al Claustro San Francisco para ser espectadores de esta producción, además, de estar acompañados por Mauricio Salas y tener un buen momento para  rememorar, reflexionar y dialogar sobre esta historia. El propósito es llegar a la concepción de que solo hace falta una iniciativa y las ganas de hacer las cosas para cambiar el futuro del país.

Las personas que no se encuentran en Villa de Leyva, Boyacá, podrán tener acceso a esta producción en la Biblioteca Luis Ángel Arango en Bogotá, la cual ya cuenta en su registro de documentales con el Quijote de los Medios.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Docentes y estudiantes son multiplicadores de democracia en sus territorios

0

El proyecto educativo Valores Cívicos y Democráticos desarrollado por Acción Cultural Popular – ACPO, junto a la Registraduría Nacional del Estado Civil, CEDAE, con financiación de la Embajada de Bélgica en Colombia, hace parte del programa Escuelas Digitales Campesinas que se comenzó a llevar a cabo con los estudiantes de la I.E.D. Santa Inés en el municipio de Silvania, Cundinamarca.

Allí, docentes y estudiantes han venido realizando las inscripciones en la plataforma de Escuelas Digitales Campesinas con el fin de fortalecer sus conocimientos en cívica, democracia y derechos humanos.

Le puede interesar: La apuesta de una rectora por la educación, los valores y la democracia

Terminada la formación en plataforma, docentes y estudiantes comenzarán a multiplicar sus conocimientos con sus compañeros y con la población rural, a través de actividades lúdicas, el conocimiento y buen uso de las TIC – Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Ayde Bohórquez, docente de la Institución y quien ha venido acompañando a los estudiantes en la formación de Valores Cívicos y Democráticos, comenta que “es  gratificante que los estudiantes puedan aplicar sus experiencias de vida con la comunidad, pues es así como se da un sentido de pertenencia y permitir que ellos se empoderen de las realidades de su municipio”.

En la catedra para la paz que lleva a cabo la institución, el proyecto Valores Cívicos y Democráticos es una herramienta que les permite construir aprendizajes y mecanismos de participación comunitarios, pues a través de esta iniciativa se fortalecen los valores y el ejercicio de la democracia.

Cundinamarca es uno de los departamentos en los que se desarrolla el proyecto, allí, varios municipios lo vienen implementando con la ilusión de brindar herramientas de participación ciudadana a niños, niñas, jóvenes y adultos, a través de cursos de valores y liderazgo en democracia en sus tres versiones (digital, radio y cartillas).

Por: Sandra Patricia Romero. – Facilitadora ACPO – Cundinamarca.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Garagoa, ejemplo en Colombia de un sistema agroalimentario sostenible

0
Foto: FAO.

Apostar a sistemas agroalimentarios sostenibles e inclusivos es la clave para aliviar este panorama. Sistemas en los que los eslabones de la cadena que influyen para que un alimento llegue del campo a la mesa, privilegie la vinculación de agricultores familiares como proveedores de alimentos, prácticas de cultivo agroecológicas (ambientalmente sostenibles), sean resilientes y capaces de enfrentar situaciones extremas como los efectos climáticos, brinden una oferta estable, diversa, inocua y de calidad de alimentos para todos, incluyendo a las poblaciones más vulnerables y ante todo garanticen la seguridad alimentaria y nutricional.

En especial, potenciar el papel de la agricultura familiar es clave (aquella producción agrícola gestionada y dirigida por una familia y que en su mayor parte depende la mano de obra familiar), considerando la importancia social y económica que este sector de la población tiene en la sostenibilidad de los sistemas agroalimentarios como pilares de la oferta de alimentos frescos, la conservación de los productos alimentarios tradicionales, la protección de la biodiversidad agrícola y el uso sostenible de los recursos naturales. Su aporte al campo colombiano representa más del 75% de las unidades de producción, genera el 57% del empleo rural y aporta más del 60% de los alimentos a las economías locales. 

 Le puede interesar: Antioquia le apuesta a la agricultura tradicional de zapote y corozo

Foto: FAO.

Bajo dichos conceptos, en el municipio de Garagoa, Boyacá, desde el 2016, el programa Mesoamérica sin Hambre y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO en estrecha articulación con la Alcaldía Municipal de Garagoa, la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias, la Corporación Lexcom, entre otros aliados, han desarrollado un plan de intervención en el territorio como un caso piloto en el país.

Una de las acciones centrales de esta apuesta ha sido fortalecer los procesos organizativos de la agricultura familiar, a la cual están vinculados actualmente 130 productores garagoenses, buscando su inclusión a mercados locales, así como también conectando su producción con los programas públicos que demandan alimentos, un mercado conformado por las escuelas, hospitales, asilos, prisiones y otras instituciones que necesariamente deben proporcionar bienes y servicios a las personas y que en el año 2017 en tan sólo tres entidades y programas gubernamentales (El ICBF, la Unidad Nacional de Servicios del Sistema Penitenciario – UNSPEC y el Programa de Alimentación Escolar – PAE) adquirieron $ COL 2.5 billones en alimentos en Colombia.

Particularmente, en el municipio de Garagoa el mercado institucional está integrado por 5 actores: el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Hospital de segundo nivel del Valle de Tenza, la Alcaldía de Garagoa, el CBA Juan XXIII (para adultos mayores) y Comfaboy (para jardines sociales). Estas demandan aproximadamente 22,86 toneladas mensuales de alimentos cultivados por la Agricultura Familiar e invierten para ello más de 98 millones de pesos.

Foto: FAO.

Varios encuentros de compras locales en alianza con el ICBF, Organizaciones Solidarias y la Gobernación de Boyacá, se han desarrollado para incentivar la participación de los agricultores familiares en este tipo de mercados y hoy ya se han formalizado 7 acuerdos comerciales con 7 operadores de los programas institucionales de alimentación tanto de Garagoa como de otras zonas aledañas para la compra de hortalizas, tubérculos, productos de aseo y lácteos.

De la misma manera el acceso de estos agricultores a mercados locales privados no se ha quedado atrás. En un sondeo realizado con los productores en el año 2017 se pudo estimar que habían realizado ventas por más de 200 millones pesos en respuesta a diversas actividades de comercialización realizadas y el fortalecimiento organizativo que desde el 2016 hasta hoy se viene realizando en procesos de divulgación, promoción, negociación, venta y establecimiento de acuerdos comerciales.

Un esfuerzo que hoy también se materializó con la inauguración de la Placita Campesina el pasado viernes, 8 de agosto. Un espacio de comercialización al interior de la Plaza de Mercado municipal pensado para reducir la intermediación y llevar la oferta de los agricultores familiares garagoenses y sus organizaciones directamente a los consumidores locales, pues de las 10 toneladas de alimentos que abastecen semanalmente la plaza de mercado del municipio, la mayoría provienen de Bogotá, algunos del Casanare y en menor medida de otros municipios de Boyacá (panorama que se repite en muchos municipios de Colombia).

Le puede interesar: Agricultura urbana en Bogotá está a cargo de las mujeres

Foto: FAO.

Todo esto ha sido antecedido por un proceso de fortalecimiento de capacidades con los productores y las organizaciones, impulsando su rol en la seguridad alimentaria y nutricional (SAN), así como sus iniciativas productivas mediante la construcción de planes de negocios, el fortalecimiento de la asociatividad y la comercialización y la promoción de buenas prácticas agrícolas y de resiliencia ante el cambio climático. Una puesta que desde el 2016 ha contado con el compromiso decidido de la Alcaldía de Garagoa, quienes al día de hoy han sumado más de 40 mil dólares de inversión en este proceso.

A estas iniciativas se suman procesos de incidencia política en los que la FAO y el Programa Mesoamérica sin Hambre han apoyado a la Alcaldía de Garagoa para el diseño de la Política Pública de Seguridad Alimentaria y Nutricional, hoy aprobada. Un plan a 10 años que propone, entre otros, establecer un sistema de información que permita a las autoridades locales tomar decisiones en lo que concierne a la SAN, fortalecer la agricultura familiar y consolidar un Comité Interinstitucional de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Así, Garagoa se está consolidando como ejemplo para Colombia de un sistema agroalimentario sostenible. Con agricultores familiares empoderados de la seguridad alimentaria y nutricional, con proyectos productivos sostenibles y resilientes capaces de generar ingresos y empleo para las familias más vulnerables, involucrados en mercados locales tanto privados como públicos, capaces de abastecer la demanda con una oferta de alimentos frescos, propios de la región y derivados de una producción limpia. A lo que se adhiere una institucionalidad consciente y comprometida apostando a este círculo virtuoso en el que ganan las familias campesinas, las comunidades y se impulsa el desarrollo económico local.

Por: Mónica Castaño Carvajal. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Campesinado colombiano discute su ausencia en el Plan Nacional de Desarrollo

0
Foto: Twitter

Con el nuevo Plan de Desarrollo Nacional, el país ha quedado en rotundo desconcierto por cambios, ausencias, eliminaciones y nuevas propuestas que afectan el bienestar de los ciudadanos colombianos, en especial, a la ruralidad. Este plan es el encargado de dar a conocer la distribución de los presupuestos con el Plan Plurianual de Inversiones, proyectos priorizados, los lineamientos de las políticas, los objetivos y la visión del presidente frente a la nación.

Los campesinos colombianos han estudiado a fondo el nuevo PND y determinan que su ausencia dentro de este es preponderante. En estas circunstancias, se realizó la audiencia del campesinado  para discutir y gestionar acciones con el fin que el Gobierno no deje de lado a un eje fundamental para la producción alimentaria, la cultura y la economía del país.

Le puede interesar: Panorama de la afroetnoeducación en el Plan Nacional de Desarrollo

Las organizaciones sociales campesinas presentes fueron: la CNA – Coordinador Nacional Agrario; MNP – Mesa Nacional de Páramos; ANUC – Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia; PUPSOC – Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano; CIMA – Comité de Integración del Macizo Colombiano; FENSOAGRO – Federación Nacional de Trabajadores del Agro Y ANZORC – Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina.

Temas de discusión 

En el PND, la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz es un elemento apartado de los objetivos y prioridades del Gobierno. En esta medida, al no tener un espacio en la visión futura del país, se expande una preocupación en las poblaciones campesinas, pues temen que el conflicto armado en Colombia sea igual o peor que hace unas décadas y se pierdan las garantías establecidas en el acuerdo de paz para el campesinado que no se han desarrollado. 

Con el proceso de paz, los campesinos tenían la esperanza que la Reforma Agraria que se integraba dentro del acuerdo, realmente los beneficiará. Esta reforma establece la búsqueda de políticas de inclusión agraria y de redistribución de la tierra para que los campesinos puedan trabajar en terrenos propios, ya que solo un 39% cuenta con títulos de propiedad, el restante viven de forma invasiva a pesar de llevar toda su vida en sus fincas, de este modo, empezar de nuevo luego del padecimiento de la guerra.

Sin embargo, el PND establece un “nuevo modelo de desarrollo económico regional” a través de proyectos que asocien al campesino con grandes empresas internacionales para la producción alimentaria. Andrés Gil, líder en ANZORC, determina que estos son manipulaciones del gobierno para que la acumulación de tierras sigan permaneciendo en manos de todos, pero menos en la de los campesinos.

Es la ZIDRES – Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social, establecidas en la Sentencia C-077 aprobada el año anterior uno de los programas que las organizaciones campesinas exponen como estrategia para detener lo estipulado en el acuerdo de paz.

“Los campesinos siempre hemos mantenido en alto las banderas de la construcción de la paz, a pesar de haber sufrido los muertos, los desaparecidos, los secuestros y nuestras propiedades de las que fuimos despojados. Por eso, asumimos las comunidades, el objetivo de construir la paz y el cierre definitivo del conflicto”, afirma Gil.

Por otro lado, la producción alimentaria fue un tema clave dentro de la audiencia, pues según la ANUC, el Gobierno no garantiza la economía del campesinado colombiano al importar alimentos de otros países, siendo conocedores que Colombia ya tiene un base solida en la producción de determinados alimentos como lo es el arroz, el cacao, la cebada, el trigo e inclusive la panela.

La Mesa Nacional de Páramos, también aporto al tema de la producción de alimentos teniendo en cuenta la ley de delimitación de páramos, que le pondrá fin a más de 50% de producción de alimentos que llegan a las ciudades por parte de los paramunos y que serán reemplazados por importaciones.

Consideraciones

El profesor Carlos Duarte de la Universidad Javeriana llevó a cabo tres preguntas importantes en relación a la trascendencia histórica del campesinado,  que según él, no son claras para el nuevo Gobierno de Colombia. ¿Son los campesinos un sujeto poblacional nuevo? ¿Quiénes son los campesinos en Colombia y en el ámbito internacional? ¿Cuál es la representación del campesino en el PND?

Andrés Gil, menciona que se debe entender la importancia del campesinado que se ha enfrentado a diversas situaciones de desigualdad a través de la historia, y aun así, siguen siendo personas trabajadoras que ofrecen la alimentación para la población colombiana y cuidan uno de los mayores potenciales, la naturaleza y su biodiversidad. “La población campesina es la encargada de generar riquezas para las regiones del país y siempre hemos estado a esta disposición”, afirma Gil.

Lamentablemente, los campesinos dicen que el Gobierno a pesar de su contribución, no los ve como territorios sólidos y sustentables, sino que los ve como territorio amenazadores que deben ser controlados a través de la militarización, del despojo de sus propiedades. Mencionan, que la historia se repite en versiones distintas, pues antes eran despojados por el conflicto armado y ahora lo son por los megaproyectos.

Las organizaciones campesinas esperan que sus necesidades sean prioridad del nuevo Gobierno, se haga una caracterización con el propósito de crear políticas que los beneficie y no los perjudique; por último, que no sigan eliminando los únicos recursos con los que cuentan, los artículos establecidos constitucionalmente, pues son lo único que les queda para luchar por su bienestar.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

La apuesta de una rectora por la educación, los valores y la democracia

0

En aras de conocer el trabajo de la institución Rafael García Herreros de Medellín, así como la esperanza de una mejor educación por parte de su rectora, el proyecto Valores Cívicos y Democráticos se trasladó hasta esta institución para que, junto con los directivos, se trabaje en la promoción de conocimientos, valores y destrezas necesarios para vivir en una sociedad democrática.

El desarrollo del proyecto está a cargo de Acción Cultural Popular – ACPO, en conjunto con la Registraduría Nacional del Estado Civil y el CEDAE, y es financiado por el Reino de Bélgica. Hoy el proyecto ha impactado a la zona rural del país, principalmente instituciones educativas que abren sus puertas a los valores y la democracia.

Fibian Yulieth Aguilar es la rectora de la institución y su principal sueño es que los jóvenes tengan claro que nunca deben dejar de soñar, pero que no se queden en el sueño, sino que lo aterricen para el bien de ellos.

Le puede interesar: El proyecto que le apuesta a la construcción de la democracia rural

Cuando se le pregunta por su vocación sonríe y dice “Nunca pensé que un día sería una maestra, los recuerdos que tengo de mi niñez son los de una madre “maestra”, quien madrugaba a salir para su colegio a atender a sus estudiantes y llegaba muy tarde, yo me sentía abandonada pues sentía que para ella eran más importantes sus estudiantes que sus hijos y por eso siempre me dije, yo nunca voy a ser docente”.

Pero con el trascurrir de los años, la docencia llegó a su vida y desde ese momento supo que esa era su misión y por supuesto, su pasión. Ahora lleva 22 años de trabajo y considera que aún tiene mucho por hacer.

La educación como herramienta

Sin embargo, ella considera que la educación se convirtió en el escampadero de muchos profesionales que nunca tuvieron en su proyecto de vida ser docentes “pues no estudiaron para ello”, porque para ser docente ya no es necesario estudiar una licenciatura, pues es la única profesión del mundo que puede desempeñar cualquier profesional. Entonces se cuestiona, “Yo me pregunto, ¿será que alguna vez en el mundo un licenciado puede concursar para desempeñarse como médico, o como ingeniero civil?

Y mientras reflexiona comenta, “Soy licenciada en educación básica primaria, mientras estudiaba y trabajaba siempre he querido implementar nuevas estrategias para que mis estudiantes adquieran los aprendizajes de manera significativa, pero durante mi jornada laboral me he convertido en:

Psicóloga: Atiendo a los estudiantes que llegan con problemas personales y familiares.

Nutricionista: Es mi responsabilidad que los estudiantes consuman todos los alimentos que les ofrecen en el colegio, aunque sus padres no les han enseñado a comer verduras y frutas.

Trabajadora Social: Tengo los implementos necesarios para el desarrollo de las clases, estoy pendiente de ese estudiante que viene con hambre, al que le falta lista de útiles, al que viene con sus zapatos rotos, la camisa pequeña o los cuadernos en una bolsa.

Abogada: Aprendí a contestar derechos de petición, tutelas, pasar de juzgado en juzgado, contestar demandas, todo esto porque dentro de mis deberes como docente es activar rutas frente a casos legales puntuales.

Contadora: Debo invertir el mínimo presupuesto que le giran a la institución, dar cumplimiento a todas las necesidades y rendir cuentas a las entidades controladoras del gasto público.

Arquitecta: Ahora el proyecto de vida de los estudiantes depende de nosotros los educadores y el mantenimiento y cuidado de la infraestructura de la institución son mi responsabilidad.

Pese a sus múltiples funciones, Fibian está convencida de que el docente es el guía del estudiante, pues cada joven es único, por eso en la educación deben primar las habilidades frente al saber académico.

La ilusión de una educación desde los valores y la democracia

Hoy que el proyecto Valores Cívicos y Democráticos ha llegado a la institución, Fibian tiene un gran desafío, que los estudiantes fortalezcan sus valores cívicos democráticos, y así, empiecen ese gran camino como constructores de su propio proceso de aprendizaje de manera significativa.

Le puede interesar: La mujer en la democracia

“Llegó el momento del cambio, con el apoyo de Valores Cívicos y Democráticos y el programa Escuelas Digitales Campesinas de ACPO, y por intermedio de Miguel Ángel Arango, Facilitador del proyecto, hemos dado inicio a nuestro proyecto digital, capacitando a maestros directivos,  estudiantes y padres de familia, haciéndolos constructores de su proyecto de vida y de los conocimientos necesarios para aprender a convivir de manera armónica y así, convertirse en lideres transformadores de su historia,  de su propia vida y la de su familia, emprendedores para cambiar  la calidad de vida personal, familiar y de la comunidad.

Nuestro producto final será la huerta escolar, un piscicultivo y la avicultura. Espero seguir contándoles cómo nos va en nuestra propuesta”, culmina.

Desde El Campesino resaltamos la labor de docentes y directivos de instituciones como Fibian, que están especialmente convencidas en impactar más en la formación del ser para aprender y el hacer, entregándole a la sociedad un nuevo adulto bien formado en valores, con criterios de paz bien formados y en especial, un ser solidario que duplicará todo lo que le dio su institución educativa.

Por: Miguel Ángel Arango Cifuentes. Facilitador educativo ACPO.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

ÚLTIMAS NOTICIAS