José Mujica se despide con un abrazo de la presidencia, dejando un legado imborrable en Latinoamérica y el mundo.

José Mujica termina su periodo como presidente de Uruguay, dejando una gestión admirable cuya base fundamental fue la honestidad y la cooperación, labor reconocida por diferentes gobiernos a nivel internacional.

Por: Lorena Rivera Ocampo

José Mujica, presidente uruguayo, dejará oficialmente su cargo hoy domingo 1 de marzo, después de un periodo de 4 años en los que resaltó la importancia de trabajar siempre de la mano del pueblo y la legitimación de la democracia desde la consolidación de valores como la honestidad y la transparencia por parte de los dirigentes.

José Mujica se despide con un abrazo de la presidencia, dejando un legado imborrable en Latinoamérica y el mundo.

1. Mujica se despide del pueblo paraguayo en el tradicional arriado del pabellón nacional en la Plaza Independencia. Cortesía de la oficina de prensa de la presidencia de Uruguay.

Nacido el 20 de mayo de 1935, en el barrio Paso de la Arena, Montevideo, José Mujica creció en un ambiente agrícola que lo llevó a formarse como floricultor.

En su juventud, el uruguayo participó en el Partido Nacional y luego, en la década de los 60 fundó el Movimiento de Liberación Nacional, actividad por la que estuvo preso 14 años, luego de su liberación por amnistía, este partido fue considerado como “los históricos”. También se desempeñó como ministro, perteneció al poder legislativo por 4 periodos consecutivos y finalmente el 29 de noviembre de 2009 fue electo como presidente de Uruguay 2010-2015.

José Mujica o “Pepe Mujica” como prefiere que lo llamen, se despide de la presidencia después de una gestión admirable en la que redujo considerablemente los niveles de pobreza en su país, pasando del 36% al inicio de su gobierno al 11%, uno de los porcentajes más bajos de Latinoamérica, según datos de la CEPAL, además de otras políticas destacables en materia de educación, la implementación de energía eólica y muchos aspectos que lo convierten un ejemplo de diligencia y transformación.

También fue impulsor incansable del cambio social “desde abajo”, filosofía que evidenció durante todo su mandato, resaltando el valor “en decir lo que las cosas son, en evitar y combatir nuestras inevitables falsedades, la lucha constante por mejorarnos a nosotros mismos, la lucha de intentar servir parcialmente de ejemplo a los que se desarrollan en derredor nuestro. El hombre es mucho lo que puede hacer a favor de mejorar su propia naturaleza” afirmó  “Pepe” Mujica en una emisión radial de la presidencia el pasado 27 de febrero.

A sus 80 años Mujica deja la actividad presidencial, pero continúa acompañando al pueblo uruguayo en sus dinámicas de desarrollo desde su rancho en la zona rural de Montevideo. Manifestó además su intención de mantener la comunicación con los ciudadanos reanudando sus transmisiones radiales en el programa “Hablando del sur”  y a través de su página web www.pepemujica.uy.

El mandatario se despidió dirigiéndose a los uruguayos “Querido pueblo, gracias, gracias por tus abrazos, críticas, cariño y, sobre todo, gracias por tu hondo compañerismo cada una de las veces que me sentí solo” y  enfatizó en que es necesario apoyar al gobierno venidero, liderado por Tabaré Vázquez, antecesor de José Mujica en la presidencia y perteneciente al Frente Amplio, partido político de izquierda en el que actualmente milita Mujica, el próximo gobernante se posesionará hoy, domingo 1 de marzo en Montevideo.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.