Jóvenes vallecaucanos que construyen su proyecto de vida en el campo

“Mi Proyecto de Vida En El Campo” es una iniciativa que trabaja por la proyección de los jóvenes rurales en sus territorios, para que cada vez sean menos los que migren a las ciudades.

0
163

La necesidad de explorar e identificar todo aquello que está a nuestro alrededor, lo que marca nuestro estilo de vida y nuestros gustos, en todos los aspectos sociales de nuestras relaciones humanas, se va convirtiendo día a día en una valiosa ayuda que permite que, individualmente, construyamos nuestra propia personalidad.

Aquellas cosas que nos gustan y por las que sentimos inclinación, son algunos de los aspectos que en conjunto nos llevan a proyectarnos, a fijarnos metas y planear lo que debemos hacer para cumplirlas. Es allí donde surge la importancia de recibir orientación, que lleve a los jóvenes a cuestionarse y a reconocer sus talentos, para que luego, al finalizar sus estudios, tengan la capacidad de preguntarse, ¿quién soy y quién quiero ser?

Un proyecto que hace del campo un paraíso con proyección

‘Mi Proyecto De Vida En El Campo’, es una iniciativa de Acción Cultural Popular-  ACPO en alianza con la Fundación Bolívar Davivienda, dirigida a más de 300 jóvenes de instituciones educativas de los municipios de Restrepo, Dagua y La Cumbre en el Valle Del Cauca.

El propósito de este proyecto es motivar a los jóvenes rurales a diseñar y construir sus proyectos de vida, teniendo en cuenta su entorno y buscando ser productivos desde sus propias realidades en el campo.  (Le puede interesar: Docentes, un apoyo incondicional para “Mi Proyecto de Vida en el Campo”)

Son muchas las historias de vida que en el transcurso de este proyecto se conocen y por supuesto, el poder realizar este acompañamiento y hacer del trabajo social una actividad que deje frutos, cambiando pensamientos, creando futuro y haciendo del campo un paraíso joven con proyección, es para nosotros los facilitadores una labor inigualable.

Impulsar el reconocimiento del campo, el resurgimiento de la vida sana y feliz en el habitante rural colombiano, es la tarea de todos los que apoyan este proyecto. Por eso, resulta gratificante ver las sonrisas y escuchar a quienes dicen: “esta es mi tierra, en la que nací, crecí y por la que a diario trabajo y lucho, para mostrar su verdadero rostro, un rostro de lucha incansable”.

Por: Diana García. Facilitadora ACPO en Valle del Cauca.
Editor: 
Lina María Serna. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here