La Calera con Ecuador

La Calera unida en solidaridad con la nación hermana de Ecuador.
la calera 2-2

 

 

Por: Juan Felipe Garzón Gutiérrez

 

La Calera, a raíz del devastador terremoto que sacudió al pueblo ecuatoriano el pasado 16 de abril, tomó la iniciativa de solidarizarse con las víctimas de este fenómeno natural, a través de una jornada extensa de recolección de alimentos y demás insumos de primera necesidad.

El día 16 de abril, un terremoto con una magnitud de 7,8 Mw, constituyó el sismo más fuerte sentido en el país desde el terremoto de Colombia de 1979, y el más destructivo desde los terremotos de Ecuador de 1987. Las ondas sísmicas llegaron al suroccidente de Colombia, sintiéndose en ciudades de este país como Cali, Pasto, Popayán y Neiva; y a la frontera norte de Perú, en lugares como Tumbes, Piura, Cajamarca, Lambayeque y Amazonas.

Al momento en que se hizo pública la noticia de este acontecimiento, muchos países tomaron la iniciativa de hacerse presentes por medio de ayudas y suministros para los damnificados, Colombia no fue la excepción y a través de comunicados y diferentes instituciones realizaron jornadas de donaciones para hacerlas llegar a la embajada de Ecuador y posteriormente a ese país.

La Calera se unió a esta jornada de solidaridad con los ecuatorianos y se logró recolectar 23 toneladas de ayudas. Esta actividad dejo ver “que son más las personas que ayudan a los demás, que las personas que se dedican solamente a criticar eventos como estos. Gracias a Dios hoy podemos dormir tranquilos y con la conciencia limpia de que en algo ayudaremos a nuestros hermanos Ecuatorianos así como se ayudó a los compatriotas de la Guajira y a las personas de Haití. Gracias Calera hoy fue un triunfo de todos”, como expresó Javier Gavilán, organizador de la jornada.

La Calera junto con otros lugares en el mundo, manifiesta con estos gestos de solidaridad, generosidad y cercanía que sí es posible crear conciencia de hermandad, dejando de lado la indiferencia entre las naciones hermanas y se evidencia una vez más un mismo sentir y actuar frente a estas situaciones de dolor y desesperanza.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.