La carne, protagonista de la alimentación colombiana

0
188
Imagen de Pixabay

Según las cifras recientes el consumo de carne en Colombia ha aumentado considerablemente, convirtiéndose en un alimento infaltable en el plato de los hogares colombianos.

La última encuesta de Sacrificio de Ganado – ESAG sustentada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE informó que: en el año 2017 se sacrificaron 4.133.496 cabezas de ganado porcino y en el año 2016 fueron 4.065.965 cabezas.

Asimismo, afirma la Federación Colombiana de Ganaderos – Fedegan que para el año 2009 el consumo de carne de res fue de 17,67 Kilogramos/habitantes y para el año 2017 aumentó el consumo aparente per cápita anual a 18,1 kg/hab a nivel nacional.

Además, la última encuesta del DANE frente a la producción de leche afirma que el volumen procesado por la industria láctea nacional fue por más de 200 millones de volumen/litros anual y los departamentos de Antioquia y Cundinamarca son los que mayor volumen de leche cruda procesan para el consumo.

Las provincias del departamento de Cundinamarca como exponentes de la carne

Asesores en ganadería de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) y de la Corporación de Investigación Agropecuaria (Corpoica) se han empeñado en visualizar la tipología de pastos que consumen las vacas y el sistema de pastoreo que se les emplea, esto con el fin de producir una carne de mejor calidad.

Las zonas o trópicos beneficiadas a investigar son:

Los municipios de Cundinamarca que han sido beneficiados para este estudio son: Cabrera, Choachí, Gachancipá, Gama, Machetá, Nemocón, San Cayetano, Sibaté, Subachoque, Sumapaz, Tausa, Ubaque, Ubaque Bajo, Ubalá, Ubaté, Usme, Villapinzón y Zipaquirá.

La razón por la cual estos trópicos de altura son especiales para producción de carne, es porque sus suelos se ubican entre 1.800 y 3.400 metros sobre el nivel del mar – msnm, por tal motivo los animales como las vacas obtienen pastos nutritivos para su alimentación, además, el clima frio es una sensación térmica que les favorece en su adaptación natural.

“El trópico de altura ofrece una oportunidad importante para la producción de carne, no solo para la región de Bogotá sino para el mercado internacional”, afirma el profesor Germán Afanador, quien lidera el proyecto de “Tipificación de sistemas de producción de carne en trópico de altura con enfoque de calidad total”.

La importancia del Omega 3 y 6

Tanto el consumidor como el comercializador solicitan carne proveniente de regiones ubicadas en altos niveles sobre el mar, por sus altos contenidos de Omega 3 y 6. Por tal motivo, nace el interés de Germán en su proyecto y querer al estudiar la incidencia de la producción de la carne el trópico de altura con enfoque de calidad.

Cabe resaltar que los omegas 3 y 6 se relacionan con la disminución en aparición de enfermedades cardiacas, algunos tipos de cáncer y asma. Asegura Afanador que la carne es excelente alimento tanto para niños y adultos de las zonas aledañas al departamento de Cundinamarca por su ubicación geográfica.

Así mismo, propietarios de pequeñas fincas de Cundinamarca, como Misael Baquero, se sienten beneficiados por estos tipos de estudios y sus validaciones en la agricultura, porque no solo se examinan los suelos, la producción del mismo sino también el entorno para poderlo reconocer y sacar provecho para los animales como las vacas.

Por último, la Universidad Nacional aconseja a los pequeños ganaderos estimular el cruce entre razas de ganado de tipo Cebú y Taurus con la finalidad de obtener variedad en la producción de carne y leche. Le puede interesar: Pimentón, mango, carne bovina y aguacate hass nuevos productos a exportar desde Colombia

Por: Andrés Arias. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here