La confrontación del ser humano Vs. la EPS del Chocó

El impacto de las EPS del Chocó es tan negativo, que lo que pasa aquí ni siquiera se le puede llamar ‘Paseo de la Muerte’, es una diaria convivencia del ser humano con ella.

Por: Miguel Arango

Hoy, con tristeza y a la vez con admiración, pude ver cómo dos excelentes médicas susurraban entre ellas al ver cómo un ser humano perdía su vida por un accidente cerebrovascular, o como le dirían aquí, un “derrame” pues, no tenían, aparte de su conocimiento, cómo ayudar a un paciente -cuando digo “no tenían”, me refiero a medicamentos, equipo de resucitación, jeringas, etc.-. Qué gana un médico con saber qué administrarle a un doliente si no lo tiene, y el que lo tiene o lo debe comprar, se pasea flamante en su carro por las calles de Quibdó.

La confrontación del ser humano Vs. la EPS del Chocó

Verdaderamente degradante, cómo, hasta las Fuerzas Militares, no sienten el dolor de un ser humano. Cuando la doctora Berenice Rodriguez les dice “necesitamos un helicóptero para sacar al señor Valencia”, sencillamente dicen que este servicio es solo para indígenas. ¿Es eso justo y serio de un Gobierno que se dice igualitario e incluyente y se vanagloria de los servicios diferenciales? Pues no, no es justo. El ser humano sea negro, blanco, amarillo o como sea, debe ser tratado por igual.

La EPS responsable de que en el Centro de Salud San Pedro Claver de Nuquí no existan medicamentos para salvarle la vida a un ser humano es COMFACHOCO, a quienes definitivamente parece no importarles nada y no tienen idea que aparte de exponer la salud de todo un pueblo también tienen expuesto a todo el cuerpo médico del centro, pues en ocasiones, la comunidad no sabe que la negligencia no es del cuerpo médico sino de la EPS COMFACHOCO y emprenden contra todo el equipo. Verbigracia, la semana pasada en otro evento de urgencia por falta de un medicamento  llamado Oxitocina, un usuario intento golpear a una de las doctoras. Y,  sin vergüenza, en el Chocó nos preguntamos, ¿por qué los profesionales de la salud no quieren venir aquí? Pues si ha leído esto con detenimiento, ya lo sabe.

Qué decir de Nuquí, dos excelentes profesionales en medicina, un odontólogo, un magnifico equipo y un cuerpo de enfermeras valioso, pero sin siquiera una jeringa para atender con la mínima calidad a un ser humano. Las lágrimas no demoraron en salir cuando con angustia la esposa del señor Valencia corrió a ver quién le compraba una jeringa para la atención de su esposo, en una cosa tan grave como un ACV.

Señor lector si usted sintió la misma desilusión e impotencia que se siente aquí en cada caso de estos, ayúdenos a divulgarlo en otros medios de comunicación a ver si este “Paseo de la Muerte” termina de una buena vez y los derechos de cada ser humano son respetados.

Es la oportunidad para decir que la EPS COMFCAHOCO es una vergüenza para el pueblo, por esto deben buscar enderezar su camino y eso se hace desde respetar a los profesionales pagándoles a tiempo y brindándoles todo lo necesario para hacer su trabajo con calidad, amor y compromiso, por el ser humano.

  1. Yanier Esteban Quinto Valencia 28 abril, 2015, 5:37 pm

    Eso es para que vean lo abandonados que nos tienen las EPS solo quieren sacarle plata a las personas y no quieren cumplir con su deber

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.