La contaminación afecta el embarazo y la fertilidad en las mujeres

Algunos componentes químicos como plomo, mercurio, cadmio y manganeso, son considerados agentes contaminantes, que afectan el desarrollo del feto. Además, la exposición al tolueno reduce el peso fetal y retrasa el desarrollo esquelético.

0
352
healthy pregnancy

Aunque cueste creerlo la contaminación afecta el embarazo y la fertilidad de las mujeres, por eso es importante trabajar por un entorno libre de sustancias tóxicas. Esta no es una tarea fácil ya que hoy en día las aguas están contaminadas, los alimentos no son orgánicos, el aire presenta polución, por dar algunos ejemplos.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston, analizó 325 mujeres que completaron un cuestionario sobre su dieta y posteriormente se sometieron a ciclos de tecnología de reproducción asistida, como parte del estudio ‘Medio ambiente y salud reproductiva’ (Earth).

En este informe se conoció que las mujeres en estado de embarazo corren un alto riesgo. Un índice importante es el proceso de alimentación que es inherente a todos los seres humanos. En el caso de las mujeres gestantes es común el consumo de frutas y verduras, pero según el estudio de la universidad este tipo de alimentos presentan alto contenido de pesticida, que en gran cantidad puede significar que están consumiendo alimentos tóxicos.

Los tóxicos presentes en el día a día

Algunos componentes químicos como plomo, mercurio, cadmio y manganeso, son considerados agentes contaminantes, que afectan el desarrollo del feto. Además, la exposición al tolueno reduce el peso fetal y retrasa el desarrollo esquelético.

Tanto los pesticidas, como los químicos, la polución de los carros, hasta el humo de cigarrillo pueden afectar la salud de la mujer y ocasionar de manera definitiva riesgos en su fertilidad.

Cabe resaltar que en los hombres la contaminación presenta el mismo impacto, sin embargo, en las mujeres embarazadas, no solo se afecta a una persona, sino al otro ser que está en su vientre.

Por: Shaira Pulido. Estudiante de Comunicación Social.
Editor: Mónica Lozano – Periodista y Editor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here