La Cosmopolitana demuestra cómo humanizar la economía campesina- Segunda Parte-

La Cosmopolitana es un centro agroecológico ubicado en el departamento del Meta, que aprovecha de forma responsable los beneficios de la naturaleza.

Por Daiana González 

 

Para que la finca La Cosmopolitana  se convirtiera en el ejemplo  de agroecología del departamento del Meta, tuvo que pasar por un proceso de purificación. Para ello, sus creadores establecieron sistemas agrícolas y pecuarios de producción tropical: árboles frutales, granos, tubérculos, legumbres, plantas medicinales, cría de peces, cuyes, conejos, aves, cerdos, ganados y especies en vía de extinción.

La Cosmopolitana demuestra cómo humanizar la economía campesina- Segunda Parte-

La tierra empezó a alimentarse de todos los nutrientes que ella misma producía y los nacimientos de agua dulce se acrecentaron, gracias al cuidado de los nuevos guardianes de esa tierra.

“Aquí está precisamente una idea más autónoma, con mayor posibilidad de empleo y mayores ingresos. Las naranjas que no pueden comerse, se convierten en vinos. La hoja de coca se convierte en crema. Pueden hacerse almibares, perfumes y hasta repelentes naturales. La idea es ver como desde la autonomía campesina se puede ser auténtico con los productos locales”, afirma Roberto Rodríguez, creador de la Cosmopolitana para Elcampesino.co.

Cada planta tiene, de esta manera, una función, recuperando a la vez el perdido sistema curativo ancestral. Es así como procesan pomadas y cremas de gualanday, caléndula, guaba y coca; extractos medicinales de neem y hierbabuena; vinos de borojó, rosella, naranja, noni, carambolo y mandarina; mermeladas y compotas de arazá, mango y mora ; lácteos; tortas; jugos e infinidad de productos que luego de servir como sustento de la familia de la Cosmopolitana, son comercializados en las redes de apoyo cercanas y a los estudiantes, académicos y turistas que visitan el lugar.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.