La cultura de Violencia en Colombia

0
1556

Patrones culturales que legitiman la violencia de género

Por Daiana González Navas

De acuerdo a la Secretaría de Equidad de Género para las Mujeres de Antioquia, para julio de 2013 se identificaron en mayor proporción relatos donde se legitima la violencia por dos principales argumentos: “Cualquier hombre se pone como loco cuando le ponen los cachos” en un 80.3 porciento y “Cuando un hombre está tomado es mejor dejarlo quieto” 77 porciento.

4

Dos patrones culturales que aprueban y excusan al hombre en el momento de violentar a su pareja y convierten a la mujer de víctima a victimaria. Esto, de acuerdo a la sicóloga Erly González, es debido a las conductas que culturalmente se han aprobado y aplicado en la región, donde el hombre no llora y es macho y como es macho tiene que hacerse sentir, mientras que la mujer es sumisa y si se sale de esos patrones es criticada y rechazada.

“Algunos hombres me llegaban a decir “Por favor enséñeme a decir las cosas de otra manera” “es que yo no sé decirle que la quiero ¿Por qué no me enseña” Era empezar a hacer un trabajo a,b,c de las emociones junto a él”, revela Erly.

Además de ello, las regiones del Nudo de Paramillo cuentan con una particularidad, y es el contexto de violencia en el que han vivido a lo largo de la historia. “Hemos vivido en una zona de guerra, de violencia y de ilegalidad, entonces eres ilegal ¿Qué haces? Lo ilegal: vulnerarle los derechos a los demás y pasar por encimas de los otros, eso incluye a la mujer, eso incluye a los niños, las niñas y los adolescentes. Y cuando ese hombre se acostumbra a lo violento, así mismo se relaciona en todos los ámbitos de su vida, incluido el hogar”.

Según la fuente de unidad de víctimas, en el municipio de Caucasia hasta abril de 2015, se presentaron 9.225 hechos victimizantes (homicidio, pérdida de bienes muebles e inmuebles, desaparición forzada, secuestro, tortura, delitos contra la libertad e integridad sexual, vinculación de niños, niñas y adolescentes a violencia en el conflicto armado, desplazamiento, etc., de los cuales el 52 por ciento fue contra mujeres y el 46.8 por ciento contra hombres.

La violencia de género en un contexto de conflicto armado tiene unas implicaciones aún más estructurales que ya cuentan con garantías desde lo jurídico para tener una atención especial, como la ley 1257 de 2008 y sus decretos reglamentarios 4463 de 2011, 4796, 4798 y 4799 del 20 de diciembre del 2011 en las que se dice que “A las mujeres víctimas de violencia se les garantizará un espacio digno mientras su proceso jurídico se adelanta”, sin embargo más allá de lo que dice el papel, en la realidad las entidades estatales se desbordan debido a la cantidad de problemáticas sociales que debe atender en la región diariamente.

Solo hasta el año pasado se abrió en el municipio de Caucasia la Oficina de Equidad de Género, así como la formulación e implementación de la Política Pública de equidad de género para las mujeres del municipio, para garantizar una atención integral y continuada a la mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here