La desinformación y la producción agropecuaria en el Chocó

0
835

En el departamento de Choco mucho se ha dicho y hecho en censos a lo largo de la historia y lo cierto es que la realidad de los campesinos negros de Colombia es una problemática de alta complejidad.

Por:  Miguel Angel Arango Cifuentes
Facilitador de las EDC de Nuquí-Chocó

Una de las primeras cosas que impacta al leer las conclusiones del Censo Nacional Agropecuario es que se afirma que es la mayor operación estadística y la más precisa que se realiza en los últimos años. La experiencia en Nuquí, pueblo ubicado en la costa pacífica chocoana, es otra.   Cuando se realiza una convocatoria por el DANE para recolectar información tan importante  y relevante, no siempre se considera la singularidad del campesino chocoano. Muchas veces las preguntas o contenidos no son adecuadamente comprendidas y los resultados pueden ser tergiversados o sesgados por la interpretación del encuestador.

ppppp

En Nuquí no existen  Unidades de Producción Agropecuarias-UPA  y  no hay desde hace años una agricultura comercial y menos ganadera. Los únicos cultivos que existían eran los de arroz y fueron reemplazados hace muchos años por el arroz importado que llega de Ecuador. El  ganado que existe solo está destinado a crianza.

Según el Censo los créditos bancarios para el campo están subaprovechados y  los campesinos no los solicitan. Debería recordarse y sobre todo dimensionarse,  no obstante, las enormes dificultades de sembrar en la tierra más húmeda del planeta de manera que sea rentable para el campesino Chocoano.

Los pocos campesinos con tierra están limitados como se dijo anteriormente por el clima y por el accionar de los grupos al margen de la ley. Por tal razón, en el Choco aunque los negros campesinos tengan la Ley 70, no pueden acceder ni a una hectárea de su tierra, ¿sabe esto el censo? Siendo esto cierto, ¿cómo un campesino pide al Banco Agrario un préstamo para cultivar o para asistencia técnica?  Se debe realizar un análisis serio y real antes de juzgar al campesino chocoano.

Según el reporte del censo nuestros campesinos se están envejeciendo, y lo que es aún más grave, también están muriendo con el conocimiento de la tierra, ¿sabe el censo por qué? La respuesta es bien sencilla: a los jóvenes ya no les interesa acompañar a sus padres y abuelos a la siembra y mucho menos escuchar sus historias y relatos sobre agricultura. Además, persisten grandes desafíos en términos de calidad y cobertura del sistema educativo.

En definitiva, grandes sectores de la sociedad no ven satisfechas sus necesidades más básicas. El campesino negro se ve limitado a 60m2 o menos de siembra, con un sistema de producción estilo huerta y unas pocas matas de plátano, borojó, yuca y ñame para su sustento. Las cifras  del censo puede que muestren un resultado global cercano a la realidad del país pero aún hay muchos municipios donde el censo pasó pero no mostró la realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here