La huella hídrica en los tiempos del cambio climático

0
869

En tiempos donde el fenómeno de El Niño ya ha empezado su actividad, la preocupación se centra en los suelos y en el agua. 

Por: INFOAGRO

Debido a este evento climático la humedad de los suelos desaparece y la tierra se calienta. Este efecto puede llegar a convertirse en un incendio vegetal.

5

Mientras que los ríos empiezan a ser disminuidos y pueden llegar a secarse. De allí, las campañas desarrolladas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Ministerio de Ambiente y el Gobierno Nacional para racionar el agua.

Dentro de los manejos de este preciado líquido se pide desde la agricultura una reducción notable. Esto se le conoce como la huella hídrica.

La huella hídrica es un indicador que calcula la cantidad en volumen de agua dulce que se usa para producir bienes y servicios producidos por la comunidad o por individuos. Además, se mide cuanta fue la cantidad de agua consumida, evaporada o contaminada a lo largo de la cadena de suministro.

En Colombia el gasto de agua para un kilo de papa, se necesitan  500 litros de agua, para la producción de un kilogramo de arroz se  utiliza 1.700 litros de agua, mientras que para un kilo de mazorca se aplican  1.500 litros.

En este proceso Colombia y el Gobierno Nacional se encuentran en la búsqueda de fórmulas que eviten el desgaste de agua y además garantizar su ahorro en la temporada del fenómeno de El Niño.

Esta huella hídrica tiene tres elementos: azul, verde y gris. La azul consiste en el volumen de agua dulce extraída de un cuerpo de agua superficial o subterránea y que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto; Verde: Es el volumen de agua de precipitación que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto y Gris: Es el volumen de agua contaminada, que puede ser cuantificada como el volumen de agua requerida para diluir los contaminantes.

La actividad agrícola en el mundo usa alrededor del 70% de toda el agua consumida en el planeta y se calcula, que por el aumento poblacional y los patrones de consumo, la cantidad de agua necesaria para producir los alimentos, fibras y biocombustibles requeridos por la población, incrementen el uso del agua hasta en un 55%.

Adicionalmente, se generaron estrategias para implementar medidas en los distritos de adecuación de tierras que ayuden a suavizar este fenómeno, como el fomento de la participación activa en el programa de Uso Eficiente y Ahorro del Agua, con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra).

En cuanto a los distritos de pequeña escala, se trabaja igualmente para incluir en sus modelos de Manual de Reglamento Interno, el proceso para la implementación del Programa de Uso Eficiente y Ahorro del Agua, con el fin que sea adoptado de acuerdo con las condiciones de cada distrito.

Por eso el Ministerio diseñó un Programa denominado “Clima y Sector Agropecuario”, el cual se trabaja en coordinación con el Ciat y en asocio con diferentes gremios de la producción. Hay acciones específicas en arroz, maíz, ganado y caña.

A la fecha se han logrado los siguientes avances:

– Se establecieron 800 parcelas experimentales en 20 localidades.
– Se evaluaron más de 70 materiales para arroz, fríjol y yuca y se conoce su comportamiento en situaciones extremas de sequía o exceso de lluvia.
– Se calculó la Huella de Carbono del Producto – Biodiesel de Palma de Aceite, se calcularon las fijaciones y huella de carbono en Frutales, Huella de carbono y potencial de calentamiento global para sistemas silvopastoriles.
– Se calculó la huella hídrica de la  papa en Cundinamarca, Huella hídrica de la papa en Nariño, del arroz y del maíz.
– Se determinaron requerimientos hídricos en palma  y huella hídrica de la palma.
– Se generaron pronósticos agroclimáticos a seis meses en ocho departamentos del país.

PARA EL AÑO 2016

De la misma manera, se planean para la vigencia 2016, actividades de emergencia o contingencia para los distritos de adecuación de tierras de propiedad del Incoder (entidad en liquidación), por un valor de 200 millones de pesos.

Se continuará con la prueba piloto del Programa de Uso Eficiente y Ahorro del Agua, en el Distrito María La Baja, en Bolívar, para lo cual se tiene presupuestada una inversión de 500 millones de pesos.

También se continuará en la ejecución del Programa de Servicios Complementarios donde, en el componente productivo-ambiental, se realiza el énfasis en uso adecuado de los recursos, suelo, agua, ambiente, entre otros.

Finalmente, se continuará con el seguimiento a las Direcciones Territoriales sobre la implementación de medidas para mitigar este fenómeno en los distritos de adecuación de tierras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here