La importancia de los cultivos orgánicos en el cuidado de la naturaleza y la salud del ser humano

Los cultivos orgánicos como fuente de salud de los seres humanos y el cuidado de los distintos agroecosistemas.

Por Yaneth Díaz

Los cultivos orgánicos se caracterizan por el no uso de compuestos químicos (fertilizantes, fungicidas, conservantes, abonos, etc.) o cualquier otra sustancia que afecte la calidad de vida de otros seres vivos que estén presentes en el ambiente.

La importancia de los cultivos orgánicos en el cuidado de la naturaleza y la salud del ser humano

Un cultivo orgánico es un sistema  producción de alimentos, que pone por encima de cualquier otra cosa el cuidado del medio ambiente, por lo cual se basa en la utilización de otros procesos biológicos y agronómicos, que pongan la naturaleza y el medio como eje central de la vida y recurso primordial para el desarrollo pleno de todos los seres vivos y que además se constituya en una alternativa a la agricultura convencional.

Los cultivos orgánicos nacen de la necesidad del ser humano de consumir alimentos saludables, que no producen ninguna alteración en su salud. Se originan a partir del interrogante de cómo es el proceso de cultivo de la gran mayoría de los productos de diario consumo, que en mayor porcentaje es altamente negativo debido al amplio uso de químicos que facilitan la conservación de los alimentos. Muchas de las veces somos ajenos al proceso de producción de la gran mayoría de alimentos que consumimos al diario, y ni se nos pasa por la mente lo dañinos que pueden llegar a ser los químicos que se utilizan en la fumigación y conservación de estos productos, adicional al gran daño que le hacen en general a la naturaleza.

El principio de los cultivos orgánicos es conservar la fertilidad de la tierra, respetar el medio ambiente de una forma sostenible y equilibrada. No menos importante la contribución a una vida saludable y mejoramiento de la calidad de vida de los consumidores de estos alimentos y por otra parte constituirse en un sistema ecológico y social para combatir la pobreza de una manera auto sostenible.

Los cultivos orgánicos se caracterizan por la utilización de fertilizantes como el compost, polvos minerales y otros productos de origen orgánico. Se caracterizan por utilizar  métodos como son las barreras o terrazas naturales, que previenen en alto porcentaje la erosión de la tierra, así como también se utiliza la rotación de cultivos. Igualmente se utilizan métodos de empacamiento natural y ecológico, siempre considerando como base primordial el cuidado de la naturaleza y la salud del ser humano.

 

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.