La responsabilidad de hacer periodismo desde el campo

El edificio de comunicación y periodismo de la Universidad Javeriana en Bogotá esperaba para dar por terminado el curso de “Comunicación y Periodismo Rural”



Escuelas Campesinas Digitales para la culminación del curso de “Comunicación y Periodismo Rural”, nos regaló la oportunidad de conocer las instalaciones del periódico El Tiempo, trasladándonos del campo hacia la ciudad de Bogotá y este mismo día nos realizó la ceremonia de graduación, en esta crónica muestro esta buena experiencia.

Eran las cuatro de la mañana cuando nos disponíamos a abordar un bus que nos llevaría a conocer las instalaciones del periódico El Tiempo y posteriormente a la graduación como Reporteros Rurales.

Era un viaje de cuatro horas desde Garagoa en el departamento de Boyacá hasta la capital, Bogotá. Estábamos divididos por dos grupos, el primero conformado por los estudiantes del Colegio Técnico Industrial de Garagoa, y el segundo  grupo de la vereda Hipaquira conformado por estudiantes rurales de Escuelas Digitales Campesinas.

Era satisfactorio sentir los nervios y la alegría de todos los que abordábamos el bus, la mayoría no habíamos podido dormir pensando que llegaríamos tarde y nos quedaríamos del bus, ese nerviosismo típico de un niño cuando se va a ir de paseo. Le puede interesar: Periodismo desde el campo para el mundo

Visita al periódico El Tiempo

Al ingreso a las instalaciones nos recuerdan las normas de seguridad para evitar cualquier tipo de incidente; después de ingresar por recepción encontramos dos esculturas de los señores Alfonso Villegas y Eduardo Santos, la señora Daisy Melo representante del periódico El Tiempo.

El guía en nuestro recorrido nos comenta un poco de Historia.”El periódico fue fundado el 30 de enero de 1911 por Alfonso Villegas  Restrepo empezando con 300 ejemplares de cuatro páginas. En 1913 el periódico es vendido al señor Eduardo Santos Montejo, quien fue propietario y director del periódico, durante su vida tuvo varios cargos políticos lo cual le impidió ser el director del periódico, después de retirarse de los cargos políticos retomó su cargo como director y propietario” y así continúa toda la historia que nos muestra el esfuerzo y dedicación que hay que tener para realizar un trabajo de información para el pueblo.

Luego nos entregaron los equipos de protección auditiva y visual para el ingreso a la planta. Nos desplazamos hacia el área de Redacción, en esta área encontramos todos los periodistas divididos en las distintas áreas periodísticas de los productos de la casa Editorial El Tiempo  como político, entretenimiento , deportes, entre otros.

Nos comentan que es un área multimedia dividida en prensa escrita, redes sociales y páginas Web. Es emocionante poder obsevar el trabajo de esta área de creación informativa, poder ingresar a los set de estos canales, sentirnos parte de este mundo de espectáculo e información, tomarnos una foto e imaginar nuevos propósitos y metas.

Ingresamos al cuarto de revelado donde nos explican el proceso, el cual es muy parecido al revelado de una fotografía y observamos rápidamente el proceso de impresión del periódico. A nivel nacional cuenta como más de 4000 empleados, siendo este una fuente empleo para muchos colombianos.

La responsabilidad de hacer periodismo rural

Al terminar el recorrido queda en mi pensamiento  esta oportunidad que me ponía la vida al poder ser parte del periódico El Campesino siendo una reportera rural. El poder mostrar verazmente las condiciones de nuestra vereda, municipio y por qué no departamento.

La responsabilidad que conlleva volvernos la voz de aquellos que no han sido escuchados por qué no se considera su importancia, el poder dar un vistazo al día a día de una persona que con sus manos y la tierra trae el fruto diario a nuestras mesas. Mostrar que el campo es importante y que no está silenciado.

Nos graduamos

El edificio de comunicación y periodismo de la Universidad Javeriana en la ciudad de Bogotá nos esperaba, para dar por terminado el curso de “Comunicación y Periodismo Rural “ otorgado por Escuelas Digitales Campesinas  de Acción Cultural Popular-ACPO y con el apoyo de Adveniat.

Fue una ceremonia corta con aire familiar en la cual estuvimos acompañados por el señor Kenny Lavacude director de ACPO, los representantes del Periódico El Campesino, nuestra docente Paula Andrea Mondragón Zamudio y el grupo de Reporteros Rurales del municipio de Une Cundinamarca con su respectivo docente.

Cada uno de nosotros recibió su diploma con el sentimiento de cumplir una pequeña meta, que se convertía en desafío al hacer parte de la Red de Reporteros Rurales, pues ahora levantaríamos nuestra voz para mostrar lo hermoso de nuestro campo, las deficiencias que posee y el apoyo que necesitamos.

Agradecemos enormemente esta oportunidad que nos brindan, esperamos cumplir seriamente esta labor puesto que ahora es nuestra responsabilidad distribuir esta semilla a travás de los habitantes de nuestra región para que juntos podamos sacar a relucir lo que aguarda el campo colombiano y retomar nuestras buenas tradiciones.

Por: Sussana María Prada Rueda, Reportera Rural vereda Hipaquira, Garagoa Boyacá.
Editor: Ana María Rizo Diaz. Periodista – Editora.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.