La sed del Magdalena

El otrora poderoso Río Magdalena presenta serios problemas en algunos tramos, los  niveles de las aguas bajaron a niveles críticos en los departamentos de Santander y Bolívar. Las alarmas por racionamientos ya están encendidas. 

Por: Periódico El Campesino

Desde agosto del año pasado el IDEAM  había advertido sobre la sequía del 2016, para entonces el país afrontaba serios problemas por las altas temperaturas, las falta de lluvias y el bajo nivel de los embalses y represas a nivel nacional. El 2016 llegó  y no dio espera en materia ambiental, los incendios forestales en más de diez departamentos se han reactivado y  son mas de veinte los departamentos que presentan alerta roja por la inminente aparición de las conflagraciones.

Charca de Guarinosito, departamentos de Caldas.

Charca de Guarinosito, departamentos de Caldas.

Uno de los indicadores de la gravedad del asunto es el río Magdalena, el principal afluente de Colombia empieza el año en una situación critica, según el diario EL ESPECTADOR,   ya existen puntos en el río en los que la profundidad  del agua no supera las  los 60 centímetros.

Según el diario bogotano, en los departamentos de Santander y de Bolívar son los lugares que presentan esta peligrosa situación, los campesinos, los pescadores y  algunos sectores industriales corren peligro  para el desarrollo normal de sus actividades.

El Presidente, Juan Manuel Santos   hizo un vehemente llamado a la población en general a ahorrar agua y energía, la semana pasada el mandatario afirmó  que existe la posibilidad que se generen  racionamientos  energéticos si la tendencia del fenómeno del niño continua tal y como ya se está desarrollando.

Finalmente el diario destacó que existe carga represada en el puerto de Barraca y embarcaciones han quedado varadas en su trayecto hacia la costa caribe generando perdidas que ya alcanzan los 15 mil millones de pesos.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.