La Sierra Nevada de Santa Marta pide ayuda

36 ríos nacen en esta Sierra produciendo más de 10 mil millones de metros cúbicos de agua.

Por: ElCampesino.co

En lo más alto del Caribe Colombiano se encuentra este ecosistema declarado por la Unesco como Reserva de la biósfera, del hombre y la humanidad. 36 ríos nacen en esta Sierra produciendo más de 10 mil millones de metros cúbicos de agua, de acuerdo a datos arrojados por el periódico El Tiempo.

Sierra Nevada de Santa Marta. Departamento de Magdalena.

Sierra Nevada de Santa Marta. Departamento de Magdalena.

Esta fábrica de agua es el hogar de 37 especies de aves, dos mamíferos y 10 anfibios endémicos, es decir, especies que no se encuentran en otro lugar, además de abastecer los acueductos de 21 municipios de los departamentos de Magdalena y La Guajira.

En el año 2013 la Sierra Nevada de Santa Marta fue nombrada por la Revista Science como uno de los ecosistemas más importantes del mundo. Sin embargo en los últimos 10 años las prácticas inapropiadas como la deforestación, quemas y la acción de la ganadería y agricultura, han alterado los flujos de las cuencas de agua, sin contar con las afectaciones que ha traído el cambio climático, produciendo el derretimiento de gran parte de los glaciares de la Sierra.

Existen más de setenta organismos entre ONG’s, entidades públicas y privadas que trabajan en el cuidado de la Sierra, aunque probablemente los resultados no se verán a corto plazo.

Desde el año 1994 la Fundación Pro Sierra Nevada, que lleva trabajando en la zona desde 1968, viene advirtiendo sobre las implicaciones que tiene para la población seguir con práticas indiscriminadas para el medio ambiente “el agua no será suficiente para abastecer a las poblaciones que riegan sus ríos y afluentes, cuyos caudales han disminuido tanto que en el verano la Ciénaga Grande no recibe la cantidad de agua que necesita para su supervivencia y algunos pueblos del Cesar, como El Copey, Caracolí y Caracolito, ya padecen de sed.

Riohacha, Santa Marta y la Zona Bananera se están viendo seriamente afectadas por la poca agua que baja de los ríos Tapias, Manzanares y Riopiedras”, decía la Fundación hace 22 años; hoy luego de todas las acciones de las organizaciones, la Sierra sigue desapareciendo.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.